jueves, 24 de abril de 2008

La villa de Atienza. Guadalajara. Rincones de Atienza.

Fotografías tomadas en septiembre de 2005.
En las inmediaciones de los limites de la provincia de Guadalajara con las de Soria y Segovia encontramos este enclave medieval. Para "disfrutarla" aprovechar un día de diario y, si es posible, ver sus calles al atardecer y próxima la noche. Está declarada Monumento Histórico Artístico. Se sitúa en elCamino del Cid. En el siglo XII Atienza fue arrebatada definitivamente a los musulmanes y pasó a formar parte de Castilla. Desde 1149 Atienza goza de Fuero, concedido por Alfonso VII. Los reyes de Castilla aprovecharon el carácter fronterizo de la ciudad para promover, a través del fuero, la actividad mercantil en la que destaco la labor de sus arrieros.












































Construido el castillo de Atienza en el siglo XII , sobre un peñón de 200 metros de altura, siguiendo el périmetro del cerro en el que asienta. Destaca el poderoso torreón del extremo sur, que el es el emblema de la Villa. Aun se conservan restos de sus murallas, el segundo de los cuales se ensanchaba hacia el noroeste dando lugar a un patio de armas. Tres lienzos de muralla rodeaban el Castillo y la población, quedando parte de ella fuera de las murallas. La primera, alrededor del Castillo y plaza de armas; la segunda, en forma de óvalo con entradas a la población por el Arco de Guerra, el Arco de La Virgen, el Arco de Arrebatacapas y el de la Nevera. La última muralla, enlaza por la puerta o Arco de Guerra, teniendo salida por la puerta de Antequera, frente al Hospital de Santa Ana, subiendo por la carretera, dejando a su derecha la Judería, hasta cubrir dentro de sus muros el barrio e iglesia de San Bartolomé, al norte de la cual está la Puerta de Salida.