martes, 13 de octubre de 2009

Albaida. Palacio de los Milá y Aragón.Condes y marqueses de Albaida.


Sólida construcción con tres torres cuadradas que fue residencia de los marqueses titulares de la población, y que en fecha 27 de enero de 2008 ha sufrido un incendio que ha afectado a una parte del mismo. A partir de las primeras murallas que los musulmanes construyen en el siglo XIII, nace el primitivo palacio, aprovechando tres de las torres de defensa: la de Poniente, la central y la torre palacial. Construido al final del siglo XV tenía apariencia de residencia nobiliaria y tenía adosada el principal acceso al espacio dentro de la muralla, la puerta de la Villa construida en 1460. En los últimos años del siglo XVI y comienzos del XVII, se derribó por motivo de espacio la iglesia vieja del siglo XIII. La nueva iglesia que se pretendía edificar requería mucho terreno y fue necesario derruir parte del Palacio y alguna casa. Durante unos cuantos años siguieron las obras y reformas. La última obra destacable, ya del siglo XIX, es la del actual entrada principal desde la plaza Mayor. Con el material extraído se reforzó la base de las torres. A destacar, en las diferentes fachadas del palacio, los escudos heráldicos de distintas épocas. En el interior encontramos salas decoradas con coloristas pinturas barrocas del albaidense Bertomeu Albert de finales del siglo XVII. Son especialmente relevantes las salas del Trono, de la Música, del Cristo, la Blanca y el dormitorio y la sala del marqués. En la parte ya rehabilitada del palacio, y con acceso desde dentro, se ha instalado el Museo Internacional de Títeres de Albaida. Tambien encontramaos en sus dependencias la oficina municipal de turismo.


Don Cristóbal Milá de Aragón y Coloma, IV conde de Albaida y I marqués desde 1605 “por gracia” de Felipe III, comendador de Silla, señor de Otos, Torralba y Misena. Nacido en Montaverner, Valencia, de la orden de Montesa, de la orden de Santiago, comendador de Silla, Valencia. El 14 de marzo de 1625 otorgó testamento en su palacio de Silla, publicado el 29 de octubre de 1632, a requerimiento de su nieto Juan Álvarez de Toledo y Milá de Aragón señor de Cervera del Llano en Cuenca, como tutor y curador de su cuñado Juan Paulino Milán de Aragón, II marqués de Albaida.
En la segunda mitad del siglo XIV el linaje de los Milá había emparentado en la persona del abuelo del I conde de Albaida con el linaje de los Borja, señores de Borja de la torre de Canals de Jativa, al que pertenecen en el siglo XIV el papa Calixto III y en el XIV Alejandro VI y San Francisco de Borja.



A la izquierda fachada de la iglesia parroquial de Albaida.
Armas de los marqueses en la puerta de acceso a la iglesia parroquial.
Puerta lateral del templo vista desde la puerta de la muralla de la Ciudad en la Plaza Mayor.
Puertas de la Muralla.

Los Milá, no Milán como aparece este apellido en muchos documentos genalógicos, son descendientes del reconquistador de la plaza de Jativa y padre del I señor del pueblo Valenciano de Masalavés en la comarca de la Ribera Alta. La plaza de Játiva fue reconquistada y repoblada a mediados del siglo XIII, en el año 1244, por Ramón de Milá al servicio de Jaime I. Los señores del Castillo de Milá o del Milach pasaron a la conquista de Valencia en el año 1255 y el rey de Aragón Jaime I dio facultad a Pedro del Milá de poblar con otros caballeros, castillo y villa de Agres y el castillo de Mariola. Dos siglos más tarde Juan II de Aragón, padre de Fernando “El Católico”, concedió en 1476 el título de duque de Villahermosa a su hijo natural habido con Leonor de Escobar y Olmedo, Alonso de Aragón nacido en 1415 y que muere en 1485, conde de Ribagorza y maestre de Calatrava. Alonso apoyo a la Reina Isabel desempeñando el cargo de Capitan General de la Santa Hermandad.
Una hija natural de Alfonso de Aragón, I duque de Villahermosa, de nombre Leonor de Aragón; habida con Leonor de Sotomayor y Portugal de la casa de los duqes de Valencia de Campos, casa con Jaime Milá y Rams, conde de Albaida, descendiente de los Señores de Masalaves y Albaida y que es hijo de los amores que con Angelina Rams tiene Luis Juan de Milá y Borja, Obispo de Segorbe y Barón de Carricola; titulo concedido por Juan II en el año 1477. En este mismo año, Juan II nombra a Jaime Milá y Rams I conde de Albaida y un año después Jaime casa con Leonor de Aragón, formándose con este matrimonio el linaje de Milá de Aragón. En la segunda mitad del siglo XIV el linaje de los Milá había emparentado en la persona del abuelo del I Conde de Albaida con el Linaje de los Borja, señores de Borja de la torre de Canals de Jativa, al que pertenecen en el siglo XIV el Papa Calixto III y en el XIV el Papa Alejandro VI, así como San Franciscsco de Borja.

En 1322, Jaime II concede el condado de Ribagorza, excluyendo la baronía de Castro, la baronía de Monclús, La Fueva, el valle de Gistaín y el de Bielsa y la ciudad de Monzón, a su hijo, el infante Pedro; el conde de Ribagorza sería vasallo del rey, teniendo que asistir a las Cortes de Aragón.
Pedro IV de Ribagorza (1322–1381)
Alfonso IV de Ribagorza (1381–1412)
Alfonso V de Ribagorza (1412–1425)
Alfonso IV y Alfonso V fueron también duques de Gandia; como Alfonso V murió sin herederos, el condado pasó al rey Alfonso el Magnánimo, que lo concedió a su hermano Juan, el cual, al llegar a ser rey –Juan II (1458–1479)–, lo concedió a su hijo Fernando "el Católico", hasta que, en el 1469, lo atorgó a su hijo legitimado Alfonso de Aragón, duque de Villahermosa –Alfonso VI de Ribagorza (1469–1485)–.

Los duques de Villahermosa son la familia noble más importante del antiguo Reino de Aragón y una de las familias aristócratas más importantes de España. Su origen se encuentra en un hermano bastardo de Fernando El Católco. En la casa de Villahermosa se han reunido los titulos de Duque de Palata, Duque de Luna, Duque de Granada de Ega, Marqués de San Felices, Marqués de Narros, Marqués de Cabrega, Marqués de Valdetorres, Conde de Cortes, Conde de Guara, Conde de Javier, Conde de Luna, Conde del Real.

El título de duques de Villahermosa corresponde al de la localidad turolense del mismo nombre.

Los duques de Villahermosa eran todavía en 1932 los terceros mayores propietarios agrícolas con 47.016 hectáreas repartidas a lo largo de España como se uso de manifiesto la Ley de Reforma Agraria de este año. En la actualidad a pesar de ser todavía importantes propietarios ya no se encuentran entre los primeros como resultado de las ventas masivas después de la Guerra Civil.

En el siglo XIX su XV titular, la Excelentísima Señora María del Carmen Aragón y Azlor; XV duquesa de Villahermosa, heredera de los deñores de Javier, inició la restauración del castillo de Javier el 10 de Agosto de de 1891. El 15 de Noviembre de 1893, se daban por concluidas las obras, y el 3 de diciembre del mismo año, entraban los primeros jesuitas a residir en el castillo. La Duquesa murió en su palacio de El Pardo en 1905; habia nacio en 1815. Su cadáver fue trasladado poco después a la cripta de Javier. Es Álvaro de Urzaiz y Azlor de Aragón el XIX y actual duque de Villahermosa. En Madrid, la residencia de los márqueses de Villahermosa a partir del siglo XVIII estaba emplazada en el cruce del Paseo del Prado y la Carrera de San Jerónimo. El edificio se convirtió tras una remodelación en los años 80 en el Museo Thyssen-Bornemisza. La familia sigue conservando sus otras dos casas solariegas: la casa de Pedrola en el municipio zaragozano del mismo nombre y la casa de Narros en Zarauz.
En la comarca valenciana de la Ribera Alta, la ahora titulada ciudad de Albaida, cabeza del Valle de Albaida, se encuentra situada en la orilla izquierda del río Albaida; entre el río Clariano y la Sierra de Agullent, a unos veinticinco kilómetros de Játiva y a escasos del límite de la provincia de Valencia con las de Alicante y Albacete. El término “albaida” proviene del árabe al-baydá, "la blanca", quizá debido al color de las tierras de la zona. De origen musulmán, formó parte de la Corona de Aragón desde 1244, año en el que Jaime I la reconquista incorporó, repoblándola en 1258. En 1906, Alfonso XIII le concedió la denominación de ciudad. El marquesado de la ciudad de Albaida comprendía la propia ciudad y los términos de los actuales Benissoda, el Palomar, Carrícola, l´Aljorf y Adzaneta de Albaida. Formaron parte del Marquesado en el siglo XVIII Montaberner y las Baronías de Otos y Belgida. En Albaida uno de los monumentos de mayor interés es el palacio de los Milá y Aragón. Albaida celebra sus fiestas patronales de la Virgen de los Remedios y las de Moros y Cristinos a primeros de octubre. En estas fotos vemos la plaza mayor de Albaida engalanada con los estandartes de las filas de Moros y Cristianos.
El Palacio es propiedad municipal.
Por los pleitos en la sucesión a fal ta de descendencia recae el titulo de marqués de Albaida en el IV conde de Antillón Antonio Pérez de Herrasti y Orellana Pizarro, marqués de Albaida, Grande de España, caballero de la Real Maestranza de Granada, señor titular de Padúl. Le sucede y es el titular actual su hijo, que sucede a su vez a su hermano. Es éste el VI conde de Antillón, Ramón Pérez de Herrasti y Narváez, nacido en Madrid el 22 de octubre de 1927. III conde de Padúl, marqués de Albaida y marqués de la Conquista. Caballero Maestrante de Granada.