domingo, 16 de enero de 2011

Gentes de Huete.

Alfonso Martínez, vecino de Huete, acuerda con el obispo de Cuenca fray Esteban en 1326 edificar a su costa la iglesia en su señorío de La Torre, lugar entre Valdejudíos, Fuente el Pez, Montalvo y Villasviejas. Con dotación para el culto y clérigo que la asistiese. Hace también entrega de una heredad en Bonilla para la Mitra de Cuenca. El y sus herederos serían los patronos y recibirían los diezmos prediales y personales de La Torre y el Castelar.

Es Alfonso Martínez, hijo de Miguel Martínez.

San Pedro Nolasco (1189–1256), fue el FUNDADOR DE LA ORDEN REAL Y MILITAR DE MARíA SANTíSIMA DE LA MERCED. Santificado en 1628.

San Pedro Nolasco llegó a la ciudad de Huete al anochecer, y se quedó a la entrada en una ermita, donde era venerada una milagrosa, y antigua imagen de Nuestra Señora, llamada del Prado. Le habló la Santa Imagen diciéndole que desearía la sirviesen en aquel templo los religiosos de su Orden. A la imagen se le puso en medio del pecho el Escudo de la Orden y fue llamada Nuestra Señora de la Merced.

Año 1774, los moros de Huete hacen cesión de su cementerio al convento de La Merced. “En dho dia tomé razon de una Escª de Donaz y zessºn que en veintisiete de Henº de mil cuatrocientos y treinta por ante Pedro Gonzalez del Castillo, Escnº del Rey y del Númº de esta Ciudad, otorgaron D. Mohamat Alfaqui mro de zapatero, y maestro Yuzas de Alcocer ferrero, y Mro. Amet de Ucles zerrajero, y Mro. Yurzs Carrasco, y Mro Hamet Rumayli Moros Moradores de dha. Ciudad, por sí y en nómbre de los otros Moros de Alfamat de la dha. Ciudad, sopena de diez mil mrs para Fray Juan de Huete Bach en Teología, Comendºr del Comvto de la Mrd. de Huete y demás religiosos que son y serán deel, en quienes cedieron una Huerta y casa en el Honsario para que dho. Comvto, pudiese usar de ellas á su voluntad, cuia Heredad está cercada y la mitad un corral por donde mira dha casa alinde del dho. Comvto y que pudiesen dhos. Frayles alzar las sepulturas de los referidos Moros obligándose con sus personas y vienes bajo pena de Doszº florines de oro contra la Persona Ynnovediente con las demás condizns".

En 1611 fueron expulsados de Cuenca y Huete, reino de Toledo, cuatrocientas sesenta personas, ciento dos familias moriscas.

Cardenal San Ramón Nonato, (1204—1240), religioso mercedario. PROTECTOR DE LAS MUjERES PREÑADAS y parturientas. Canonizado en 1657 por Alejandro VII.

En realidad no nació (por eso lo de Nonato) sino que fue extraído del cuerpo de su madre fallecida el día anterior, usando la daga de un cazador. Esto ocurre en Portell en la región de Lérida (España) en el año 1204. Pertenecía a una familia acomodada. En su juventud fue pastor, llevando su rebaño hasta una ermita donde se veneraba a la Virgen ya que era muy devoto de ella.

Oye hablar de Pedro Nolasco que busca corazones generosos para formar la Orden de los Caballeros de la Merced para rescatar cristianos cautivos en manos de los musulmanes, expuestos a las miserias del cautiverio y el peligro de la apostasía. Ingresa a dicha orden. Para redimir los cautivos de los moros, los compra. La primera vez que va a Africa libera a 150 y la segunda a 200. Al acabarse el dinero se ofrece él mismo en rescate de un prisionero, siendo sometido a duros trabajos. Es torturado por predicar el evangelio a los bereberes. Fue liberado y vuelve a Barcelona. El papa Gregorio IX lo nombra cardenal. En 1240 muere.

“Que en la Ciudad de Huete, una muger de el Tesorero del Rey, temerosa de su parto, por el riesgo en que otras vezes se avia visto, Hizo en los ultimos meses una novena a San Ramon, y llevando à su casa su Santa Imagen, esperó con gran confiança: llegó, pero con accidentes, que le desesperaron de la vida. Llamó, viendose en tanto peligro, al Santo, y por su intercesión parió, sin sobre venirle los aprietos, que solian en los otros partos, que la ponian en los ultimos riesgos, con que agradecida, cumplió algunas promesas, que à San Ramon Nonnat avia hecho.

En la misma Ciudad, la muger de Juan Alvarez, Escrivano del Numero, quedó de un parto imposibilitada para otros, como lo comprobó la experiencia de quinze años, malograndose sin tiempo el feto que concebia. Tomó por intercesor á San Ramon, dando en su nombre muchas limosnas, y ofreciendo celebrar con gran solemnidad sus fiestas. Y el año que dio principio, se hizo preñada, y logró sin los sustos de el mal sucesso, una hija, sin afligirle, por la gran confiança, que en la proteccion de San Ramon tenia, algunos accidentes, que en el preñado le sobrevinieron.”

Sábado 18 de enero de 1930.

“Bendición de una imagen. Donación del marqués de Estella. Las señoritas de Primo de Rivera la conducen procesionalmente. Cuenca 16. Procedentes de Madrid, llegaron don José Primo de Rivera y sus sobrinas las señoritas Carmen y Pilar Primo de Rivera, hijas del presidente del Consejo de ministros, a las que acompañaban las señoritas de Sáenz de Heredia y de Rueda. Una vez hecha la presentación de las autoridades de Huete y de la capital, la comitiva marchó a la iglesia de la Merced, donde el cura párroco don Fernando pastor, dirigió una salutación a los ilustres visitantes. Después el obispo bendijo la preciosa imagen de Nuestra Señora de las Mercedes, piadoso regalo de don José Primo de Rivera a la capilla de la cárcel del partido de Huete. Una vez bendecida la imagen, las hijas del marqués de Estella la tomaron sobre sus hombros y procesionalmente la trasladaron al trono del altar de la capilla de la prisión".

En Huete estuvo en 1408 San Vicente Ferrer y aquí relizó el siguiente milagro, "Havia un pozo de donde bebian agua los animales, y todos enfermaban, porque estaba lleno de malas sabandijas, y los mas se morían: echó S. Vicente la bendicion al pozo, muriendose todas las sabandijas, y hoy es la mejor agua que beben. Desde Huete pasó a Cuenca…”.


En Huete vivían seguidores a la vez que familiares de don Álvaro de Luna. Eran estos Gomez Carrillo de Albornoz señor de las villas de Torralba y Beteta; Alvaro de Luna, sobrino del Condestable, señor de la villa de Escamilla, que su tío le dió; Gutierre Sandoval, alcaide y guarda mayor de Huete y su tierra, señor de la Ventosa; Pedro Carrillo de Huete, señor de Priego y los Coello señores de Montalvo. Don Álvaro poseyó el portazgo de Huete por merced de Juan II. En Huete estuvo en varias ocasiones el Condestable.

Don Pedro García de Huete fue Arcediano de Sigüenza, deán de Toledo, del consejo y capellán mayor de Juan II, del consejo de Enrique IV, contra el que se sublevó en 1465, y obispo de Osma desde 1460 a 1475, aquí muere. Natural de Huete y conocido como Pedro de Montoya potr pertencer a este linaje de la Ciudad.

La segunda señora de Hinojosa de la Sierra en Soria, doña Elvira Gotor, casa[1], en primeras nupcias con el adelantado mayor de Galicia don Fernando de Pareja. Padres de doña María de Zúñiga, tercera señora de Hinojosa. Viuda doña Elvira casa en 1481 con don Diego Hurtado de Mendoza señor de Villasayas, hijo segundo del V señor de Almazán y IV de Monteagudo de las Vicarias. Don Diego había estado casado en primeras nupcias con doña Catalina Montoya. Era doña Catalina hija natural del renombrado don Pedro García de Montoya, “que antes se llamaba de Huete; obispo de Osma entre los años 1454 y 1474. Es don Pedro gran mecenas en El Burgo de Osma a quien la Villa debe su recinto amurallado, construido a partir de 1468, y un primer Hospital levantado intramuros y denominado de San Agustín, como el actual ya a extramuros y del siglo XVII, y la denominada Arca de la Misericordia para alivio de enfermos y remedio de menesterosos. Don Diego y doña Catalina tuvieron varios hijos, entre ellos, don Pedro Hurtado de Mendoza que casa con doña María de Zúñiga hija del primer matrimonio de su madrastra. Vemos así como doña Elvira Gotor y don Diego Hurtado de Mendoza casan a los descendientes habidos de su anterior matrimonio.


[1] Unos años antes de que doña Elvira Gotor heredara de su tía doña María de Contreras el señorío de Hinojosa de la Sierra

Pedro CARRILLO DE HUETE. Halconero mayor de Juan II y de su Consejo, señor de Priego y Cañaveras, junto a Huete, fue guarda mayor de la Ciudad y su alcalde de alzadas por el Rey. Enterrado en el coro del convento de San Francisco de esta Ciudad. En el año 1407 Juan II, con licencia de su madre Catalina de Lancaster y el infante don Fernando de Antequera, sus tutores, confirma a Pedro Carrillo de Huete en el oficio de Halconero Mayor que le concedió su padre Enrique III.

Fray Bernardo de BRIONES. Fue fraile de la orden de La Merced, natural de Huete. Bautizado en la parroquia de San Esteban en 1623, hijo de Juan Bautista de Briones y Oviedo, escribano del número, y de María Rodríguez de la Encina y Calzadilla, optenses. Realizó el noviciado en el convento de Huete, donde profesó en 1640, pasando en el mismo al de Toledo para cursar Artes. Viajara Perú. Cuando regresa a España alcanza el oficio de vicario provincial de Castilla. Muere en Madrid el seis de diciembre de 1699.

Frey don Julián Antonio ALIQUE y ESTEVAN. Fue presbítero de la Huete. Bautizado en su parroquia de Santiago en 1745, hijo de don Julián de Alique y Zeza, escribano optense, y de su segunda mujer doña Isabel Estevan Galeti, natural de Alicante. Profesó como religioso de la orden de San Juan de Jerusalén, Malta, en 1801, y fue en adelante prior de la iglesia parroquial de San Gil cuya fundación se situa en los tiempos de la repoblación de la comarca por Alfonso VII. Perteneció al cabildo de Capellanes de San Ildefonso de Huete. Muere en 1814.

Don Luis CHACÓN. Sacerdote de la Compañía de Jesús. Nace en Huete en 1705. Ingresó en La Compañía en 1720 y en 1723 pasa al Nuevo Reino de Granada, hoy Colombia. Estudió Filosofía y Teología en la universidad Javeriana de Santa Fe de Bogotá, recibiendo el orden sacerdotal en 1729. Murió en Lima el 30 de enero de 1747. Pudo ser hijo del optense Francisco Bernardo Chacón y Altamirano, regidor perpetuo de la Ciudad y patrono de la capilla de San Ignacio en el colegio de jesuitas, y de su segunda mujer doña María Ramírez de Arellano y Riaza, natural de Guadalajara, casados en 1700 en la parroquia de San Nicolás de Medina, Huete.

Alonso DÍAZ DE MONTALVO. Jurisconsulto y del Consejo Real, nacido en Arévalo a principios del siglo XV y afincado en Huete desde su juventud, donde falleció en 1499. Su cadaver pasa a San Esteban, en cuya iglesia se depositó luego de haberse arruinado el convento de San Francisco, donde en su templo y lado de la epístola quedó enterrado. Su lápida fue comprada por Fermin Caballero para enviarla al gabinete de antigüedades de la Real Academia de la Historia.

“Labrada en mármol representa una figura yacente vestida con toga sobre hábito de San Francisco y tocado con birrete de Consejero, de rostro imberbe y ligera melena la cabeza reposa sobre dos almohadas. Sobre el pecho, sujetado por la mano izquierda, descansa un libro tachonado de cinco clavos, acaso las Ordenanzas Reales de Castilla. Obra de cierto mérito, se desconoce quien la ejecutó. Hacia finales del siglo XVII se desmontó su sepultura, y la lápida fue trasladada a la enfermería del citado convento. Perdida la memoria de a quien perteneció, se traslado de nuevo, en 1841, a la iglesia de la Merced, luego parroquia de San Esteban de Huete. En esta última la adquirió Fermín Caballero mediante una limosna y la donó a la Real Academia de la Historia, en 1872”.

Sus ORDENANZAS REALES DE CASTILLA, también conocido como ORDENAMIENTO DE MONTALVO, se imprimió en Huete. “e acabose de escrevir en la cibdad de huepte a once dias del mes de noviembre dia de sâ martin año del nascimiento del nro salvador jhû xpo de mill é cuatrocientos e ochenta e quatro años. ”

Andrés GONZÁLEZ DE MONTERROSO. Caballero, hombre de armas que contribuyó al sitio y rendición de la fortaleza de Huete, y de su duque Lope Vázquez de Acuña, a favor de los Reyes Católicos en 1476: “… A la sazon dia 27 de Octubre llegó allí el rey, venido de Vizcaya, y puso sitio formal á Castro Nuño, que fué muy largo, y durante él Juan de Robles y Rodrigo del Aguila quitaron á Lope de Acuña la ciudad de Huete que tenia usurpada, intitulandose duque de Huete…”. Fue enterrado en la iglesia del convento de Santo Domingo de Huete, y luego con carácter provisional, en uno de los claustros del monasterio de La Merced por regalo que su dueño don Agustín López, alcalde que fue de la Ciudad, hizo al ayuntamiento y vecindario.

Manda Monterroso quede sepultado en la capilla que hizo en la iglesia del monasterio de Santo Domingo, con bulto que cueste seis mil maravedíes, y dos rejas de hierro, una hacia el coro y otra a la parte de la capilla, de manera que pueda verse el altar de la capilla desde el coro. Añade que “por cuanto de algunos cargos que yo tenía del tiempo de las guerras, de algunas cosas que ove en la dicha guerra”, para satisfacción, “propuse hacer a mi costa la capilla del coro del dicho monasterio”, y que se termine por sus herederos. Muere en 1485. Era Lope Vázquez de Acuña, partidario de la princesa Juana de Castilla, "la Beltraneja".

Eusebio Bardaji y Azara. 1766-1844. Fue primer ministro y de Estado de Fernando VII e Isabel II. Casó con doña Ramona de Parada y Parada, optense. Muere en Huete en 1844, quedando enterrado en la iglesia del antiguo monasterio de Jesús y María.

Aragonés de nacimiento, caballero Gran Cruz de la Real Orden de Carlos III, secretario de las cortes de Cádiz, consejero de Estado, embajador ante varias potencias europeas, de la cámara de Próceres del Reino, ministro de Estado y presidente del Consejo, primer ministro. Casó en Huete por poderes el año 1806 con la hueteña doña Ramona de Parada y Parada en la parroquia de San Pedro. Murió en la Ciudad en 1844, con asiento en la misma parroquia, quedando sepultado en la de Santa María de Castejón, llamada del Cristo, ubicada entonces en la iglesia del que fue convento de religiosas justinianas bajo advocación de Jesús y María, patronato que fue de la familia de su mujer. Del matrimonio fueron hijos don Ramón, nacido en Cádiz en 1811, militar y diplomático en su juventud, oficial del ministerio de Estado, de cuyo empleo fue suspendido en 1840 por contrario al gobierno del general Espartero, diputado en Cortes por la provincia de Cuenca y distrito de Huete desde 1844 a 1850, caballero de la Real Orden de Carlos III con pruebas de nobleza en 1838, casado en Huete y con sucesión, y doña Fernanda, mujer de don Vicente Cano Manuel y Chacón, granadino y de ascendencia optense , con descendencia. Doña Ramona nació en Huete en el año 1787, primogénita de don Ramón de Parada y Vertiz, poseedor del mayorazgo llamado de Garcinarro, y de doña María Casimira de Parada y Bustos, hija de los señores de Huelves y Torrejón.

Comenzó don Eusebio Baradjí a introducir poco después de 1815 el llamado arado de Piamonte en sus propiedades de Huete, en la conocida ahora como Heredad de Bardají.

Don Mauricio Parada.Caballero de la orden de San Juan de Jerusalén, tío materno Ramona de Parada y Parada. Nació en Huete y fue bautizado en la parroquia de San Pedro en 1767, hijo de don Marcos de Parada y Heredia, octavo señor de Huelves, Torrejón y Chozas de Piña, caballero de la orden de Santiago, regidor perpetuo de Huete, y de doña Antonia de Bustos y Moya, natural de Belinchón. Murió en 1816.

Juan Antonio HARTZENBUSCH. Escribe sobre Recesvinto por la ciudad de Opta. Vive Hartzenbusch durante su infancia en Valparaíso de Abajo.

Fray Melchor de HUÉLAMO. Natural de Tarancón. Escribe sobre don Fernando o Hernando de Alarcón, nacido por los años de 1446 en Palomares del Campo. Hijo de Diego Ruiz de Alarcón y de doña Isabel de Llanes, natural de Palomares, hija de Rodrigo de Llanes el viejo y de María Santoyo, optense, padres también de Rodrigo de Llanes "el mozo", que se enterró en su capilla del monasterio de San Francisco criado del Rey Don Fernando.