lunes, 6 de junio de 2011

Cuarteles en los alrededores de el Palacio Real. Madrid.

Cuartel de San Nicolás.


Cuartel del Conde - Duque.

Calle del Conde Duque, 9.

Fue mandado construir por Felipe V en 1717 para albergar a las compañías de los Reales Guardias de Corps, un cuerpo militar de élite que había sido creado en 1704 para la custodia y escolta de los reyes.

La realización del proyecto fue encomendada al arquitecto Pedro de Ribera -por entonces maestro mayor de obras -, quien lo concibió como un grandioso cuartel de estilo francés. El nombre de Conde Duque le viene por estar asentado sobre el solar que ocupó el palacio del Conde de Aranda y Duque de Peñaranda, y no como erróneamente se viene identificando con el palacio del Conde Duque de Olivares, error que se remonta a los escritos realizados por Mesonero Romanos en el siglo XIX.

En cuanto al edificio, de unas enormes dimensiones -puesto que albergaría a seiscientos guardias y cuatrocientos caballos- fue durante mucho tiempo el más grande de Madrid. Su planta es un paralelogramo rectángulo, y consta de tres patios rectangulares, siendo el central más amplio que los laterales. Destaca la portada principal, de estilo churrigueresco, la cual consta de dos pilastras rústicas sobre la que se sitúa una forma extravagante –que para Madoz (1848) era como una “pelleja puesta a secar”-, en donde se puede leer la siguiente inscripción: “Reinando Felipe V. Año de 1720”. Corona la portada el escudo Real.

En 1854 fue destinado a cuartel de Caballería. Al producirse un incendio en 1869, se abandonó el edificio pues buena parte de él había sido pasto de las llamas.

En 1969 lo adquirió el Ayuntamiento de Madrid y encargó sus obras de rehabilitación a Julio Cano Lasso, con el propósito de devolver al edificio sus trazas originales y de contar con un edificio adecuado para albergar un centro cultura.

Cuartel de San Gil. En la plaza de San Marcial, luego Plaza de España.



Situado en el entonces llamado Prado de Leganitos, fue construido en el último cuarto del siglo XVIII con destino a albergar el nuevo convento de los padres franciscanos de San Gil.

Realizado por el arquitecto Manuel Martín Rodríguez –sobrino de Ventura Rodríguez- se trataba de un vasto edificio levantado sobre una planta rectangular estructurada entorno a tres patios, y compuesto por planta baja y dos pisos superiores con 33 vanos en cada uno, y tres portadas sencillas de granito.

Los frailes nunca llegaron a habitar el convento, puesto que cuando ya estaba prácticamente acabado, José Bonaparte lo destinó a cuartel de Guardia de Corps. Desde entonces y hasta su demolición, el edificio fue usado como edificio militar albergando durante su historia fuerzas de caballería, artillería, y el regimiento de San Marcial de la Guardia Real.

En este cuartel, el 22 de junio de 1866 los sargentos del cuartel iniciaron un levantamiento contra la monarquía de Isabel II conocido como la “sargentada”, el cual, fue un preludio de la Revolución de 1868.

Demolido a comienzos del siglo XX, su lugar lo ocupa actualmente la Plaza de España.

Cuartel de la Montaña. En la montaña del Príncipe  Pio. Paseo de La Florida. Ahora terrenos ocupados en parte por el templo de Deboh, junto a los terrenos ocupados por el Palacio Real y los jardines que rodean el Palacio.

Cerca la iglesia de San Marcos.