martes, 2 de octubre de 2012

Estella. Navarra


Cuenta con un importante patrimonio monumental, por el que es también conocida como la Toledo del norte, entre el cual destaca la iglesia de San Pedro de la Rúa, la de San Miguel, la del Santo Sepulcro y el Palacio de los Reyes de Navarra que es el único ejemplo de románico civil en la comunidad. También conocido como Palacio de los Duques de Granada de Ega. Fue declarado Monumento Nacional en 1931

Fue construido en la segunda mitad del siglo XII, situado en la plaza de San Martín y haciendo esquina con la calle de San Nicolás, antigua entrada de peregrinos. La fachada principal consta de dos pisos construidos en sillería, que quedan divididos en altura por una cornisa moldurada sencilla. El cuerpo inferior constituye una galería de cuatro arcos enmarcados por columnas adosadas al muro, con decoración en sus capiteles de tipo vegetal y figurado.


Cabecera de su merindad y de la comarca de Tierra Estella
Se encuentra asentada en un gran meandro del río Ega, el cual se abre paso entre las montañas que la rodean. A los pies de Montejurra.
Por ella pasa el Camino de Santiago en el tramo entre la capital de la comunidad Pamplona, de la que dista 44 km y la ciudad de Logroño, en La Rioja.
La ciudad fue fundada en el año 1090 por Sancho Ramírez, monarca de Pamplona y Aragón, cerca del primitivo burgo de Lizarra, que había sido reconquistado por Sancho Garcés I en el año 914



Palacio de Justicia
Situado frente a la plaza de San Martín, fue en su momento el Ayuntamiento de la ciudad y hoy sede del Juzgado. Se trata de un edificio barroco, de la primera mitad del siglo XVIII. Se distingue por una rica decoración a base de sinuosos boceles que enmarcan puerta y ventanas. El segundo piso está abierto por balcones, y sobre el mismo se levanta un ático compuesto por una galería de arcos de medio punto. Sobre el ático se encuentra un alero bellamente esculpido, adornado con figuras humanas de tradición clásica















Iglesia de San Pedro de la Rúa