martes, 23 de octubre de 2012

Fitero. Navarra

En la merindad de Tudela.


San Raimundo de Fitero


No se tienen datos sobre el fundador de la orden de Calatrava hasta el año 1141, una vez nombrado abad del monasterio de Fitero, cuando todavía estaba localizado en Niencebas. 

Durante su mandato, el cenobio consolidó un abundante y rico patrimonio, pues, durante diez años, se sucedieron las donaciones reales y particualres, los privilegios y las adquisiciones, que culminaron con la protección eclesiástica del monasterio. 

En 1156, junto con la compra de nuevas propiedades, surgió la empresa de Calatrava, plaza que obtuvo el abad Raimundo en 1158 por donación.


Humilladero

Situado a la vega del río Alhama, en la frontera con La Rioja.

Fundado en 1140 en el lugar de Niencebas. 

Fue un reducido foco de población con pequeñas calles en forma de T  en torno al Monasterio de Santa Maríaprimer cenobio cisterciense de la península ibérica. 


La iglesia abacial es una de las más importantes de la orden del Císter en Europa. 



 Las antiguas dependencias del monasterio y sus sucesivas ampliaciones son ahora aprovechadas por el Ayuntamiento para acoger servicios municipales.













El edificio monástico se inició con la edificación de su cabecera hacia 1175. continuando a lo largo del siglo XII con la edificación de su nave y siendo concluidas las obras en 1247. 

Las estructuras modernas del mismo, como su claustro, son de los siglos XVI y XVII.

El monasterio se encuentra en el centro de un núcleo habitado; originalmente solitario, su gran poder de atracción hizo surgir el núcleo de población en su entorno.

Es este el primer monasterio Cisterciense que se edificó en España y se hizo siguiendo parámetros ya usados en Clairvaux y Pontigny. Fue San Raimundo su primer abad además de fundador de la Orden de Calatrava.







A la salida de Fitero hacia el balneario en el que se alojó Bécquer, está el Humilladero del siglo XVI en cuya cruz se recibía al nuevo abad y se le escoltaba en procesión hasta el monasterio. 

En los baños viejos de Fitero nació en 1600 el virrey y obispo Juan de Palafox y Mendoza, de quien toma el nombre uno de los hoteles del balneario. Dice la tradición que cuando una criada, siguiendo las órdenes de la madre de Juan, se disponía a tirarlo al río Alhama por ser hijo ilegítimo, ésta fue sorprendida por el alcalde de los baños, quien se comprometió a hacerse cargo del pobre niño.