miércoles, 17 de octubre de 2012

Lerma. Villa Ducal de Lerma. Burgos


Ermita de La Piedad











Convento de Santa Teresa 

Construido para los frailes carmelitas, fue inaugurado el 27 de octubre de 1617, asistiendo Felipe III con toda su Corte. 

La traslación del Santísimo Sacramento al Convento de Santa Teresa tuvo lugar el 28 de Octubre de 1618; entregando el Duque a la Comunidad los ornamentos necesarios para el culto.

En la actualidad la Iglesia se utiliza como Parroquia de Lema, desde el 1 de Noviembre hasta mediados de Mayo, que los oficios pasan a la Excolegiata de San Pedro.

   


Convento de Santo Domingo (1613 - 1617)    

También el Duque decidió construir un convento para sus protegidos frailes dominicos, encargando las trazas a Fray Alberto de la Madre de Dios. Destaca la fachada principal de la Iglesia con elementos barroquizantes; aparecen los escudos de los Duques de Lerma y la imagen del Santo fundador de la Orden de Predicadores. Corona una magnífica espadaña, que soporta el nido de la cigüeña.
   
A finales del verano de 1617 se acabó de construir la fábrica del convento de Sto. Domingo, que costó 20.000 ducados, y los frailes dominicos se trasladaron a su nueva residencia. Juan Gómez de Mora proyectó el retablo mayor; el obispo de Cuenca regaló los cuerpos primero y tercero, ya hechos, y el carpintero de Lerma, Pedro García tuvo que acoplarlos y adaptarlos al proyecto de Mora.
Felipe III lo visitó por primera vez acompañado de sus hijos, la tarde del lunes 16 de octubre de 1617. Posteriormente se cercó la valiosa huerta y el Duque de Lerma donó a la comunidad valiosos ornamentos y ropas.
   
Después de la invasión napoleónica y tras sufrir un gravísimo incendio en el S.XX, fue deshabitado por parte de los frailes; utilizado como cuartel y muchos años Instituto de BUP y Enseñanza Secundaria y Bachillerato para Lerma y su comarca hasta diciembre de 2009. En la actualidad, es complejo de usos múltiples del Ayuntamiento de Lerma.




Convento de la Madre de Dios



Puerta de entrada en la Murallla y casas medievales   .  

Pasando el arco de entrada, llegamos al casco urbano medieval; la antigua plaza de la villa con sus típicos soportales, calle del Reventón, la Paloma, de Santa Caliopa o de José Zorrilla, donde poseía éste una casa que aún hoy se conserva.
   
 Lerma se encontraba amurallada; y en el centro del caserío se levantaba la primitiva Iglesia de San Juan, hoy llamada Ermita de la Piedad, utilizada hoy como Museo.

Puerta de la Cárcel

También llamado el Arco de la Cárcel. De las cuatro entradas que tenía la villa, , es la única puerta de muralla medieval que se conserva. A través de ella se entra al casco histórico, estando situada en el extremo oeste del municipio, paralela carretera de Madrid.

El arco se encuentra flanqueado por dos torreones cilíndricos con saeteras. Aunque edificado en piedra, posee en la parte superior un añadido de ladrillo, fruto de una ampliación realizada en 1610 con el objetivo de convertirlo en cárcel, de ahí su nombre.

En la actualidad, el edificio es la sede de la D.O. Ribera del Arlanza.


Las armas de los duques de lerma estan presententes en todos los edificos de Lerma



Convento de La Madre de Dios

Situado en el extraradio, junto a la antigua N-I; fundado por motivos de carácter familiar por el Duque de Lerma, ya que como priora de su fundación entró la suegra de su primogénito, el Duque de Uceda, la condesa de Santa Gadea, doña Luisa de Padilla y Acuña. Las obras se iniciaron en 1608 con la intervención personal del arquitecto Francisco de Mora, aunque las trazas definitivas fueron aprovechadas por Fray Alberto de la Madre de Dios.
   
   
El convento es austero, clásico, monótono, sin casi elementos decorativos, como era norma en las obras del fraile carmelita. La Iglesia es de sencilla planta de cruz latina, con coro a los pies, y un retablo de orden clasicista, con columnas de estilo corintio.
   
   
Destaca la talla de Santa Teresa del S. XVII, y la Virgen del Carmen existentes en La Iglesia del Monasterio. Sorprende la altura y sobriedad de los muros del monasterio.
   
   
Habitado en la actualidad por MM. Carmelitas Descalzas, de clausura.