martes, 30 de octubre de 2012

Murallas de Ágreda. Soria


Vista de Ágreda desde la carretera que lleva a Vozmediano.





En Ágreda hubo cuatro murallas, una árabe y tres cristianas que fueron construidas de forma independiente en lugar de forma complementaria. La muralla árabe fue la primera que se erigió, y data del siglo X. 

En la actualidad se conservan dos de los cuatro accesos con los que contó, ambos accesos en arco de herradura, uno de ellos, el Arco Árabe de Ágreda en muy buen estado. 
También se conservan algunas partes de la muralla y una torre posterior de origen cristiano. El material utilizado para la construcción fue el tizón y el estado actual de la muralla, propiedad del ayuntamiento de Ágreda es de ruina.
Los musulmanes ocupan un espolón rocoso que controla el valle del río Queiles. Este recinto encierra una escasa superfici. Posteriormente se construyó el Torreón o Castillo de la Mota, de época cristiana, seguramente en el enclave del antiguo torreón musulmán. El resto del recinto contaba con dos puertas; una, que comunicaba con el vallejo que flanqueaba la población por su borde oriental, es la Puerta del Barrio, actualmente conservada; la otra puerta, que constituiría el acceso principal dando origen a la arteria central que recorre el recinto por la cuerda del terreno, estaría situada en el extremo meridional.

El primer recinto amurallado cristiano es el de Santa María de la Peña, aprovechando para ello una afloración rocosa en la margen derecha del Queiles cercana a La Muela y en una posición más elevada. Allí surgen las iglesias de La Peña y la de Yanguas, y la muralla del recinto se ciñe a la plataforma rocosa. 


El segundo recinto murado cristiano fue construido en época de Alfonso VII, el Emperador, para proteger a los repobladores procedentes de Magaña y San Pedro Manrique, que se establecieron al norte del Queiles donde construyeron dos templos, el de San Juan y el de San Pedro, cubriendo de forma irregular la muralla los barrios de estas dos iglesias. El recinto amurallado de San Juan era el de mayor extensión, y contaba al menos con cinco puertas: la puerta de Añavieja, la puerta de la Villa, la puerta del Zuro y dos que se abrían hacia el río. De las cinco sólo se conserva la puerta de Añavieja. Se conserva también un fuerte torreón llamado de Costoya, en la parte superior del recinto.


La tercera muralla cristiana de Ágreda fue construida en torno a San Miguel, y contaba con cinco puertas de acceso.


El museo del Centro de Interpretación de Ágreda se encuentra contiguo a la muralla.
El monumento está protegido por la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.



El arco de la calle Zapatería separaba dos recintos entre sí: el de La Peña y el de San Miguel.




La puerta califal del Barrio musulmán. Mirador de las Huertas.




Los monumentos que se encuentran en lo que era el barrio moro de Ágreda
  • Puerta de Felipe II, por la que se accede al barrio árabe;
  • Muralla Árabe de Ágreda, actualmente sede del centro de interpretación de la villa;
  • Arco Califal, uno de los accesos a través de la muralla;
  • Torreón de la Muela;
  • Ermita de la Virgen de los Desamparados;
  • Puerta Árabe del Agua, situada junto a la Ermita de la Virgen de los Desamparados;
  • Mirador de las Huertas Árabes, junto al arco califal;
  • Fuente Árabe;

El Palacio de los Castejones, edificio del siglo XVII y su jardín renacentista conlindan con el barrio moro en su entrada.




CENTRO DE INTERPRETACIÓN DE LA CIUDAD Y EL TERRITORIO
Sobre la muralla árabe, es el lugar de recepción de visitantes para explicar el desarrollo histórico y patrimonial de Ágreda.