martes, 30 de octubre de 2012

San Pedro de Tejada. Quecedo-Puente Arenas. Burgos

La ermita de San Pedro de Tejada es una ermita románica ubicada en la población de Puente Arenas, en el municipio burgalés de la merindad de Valdivielso. Se considera una de las obras de mayor importancia del arte románico en Burgos.


La ermita se encuentra sobre una loma a las afueras de la población, al pie de la Sierra de la Tesla. Su historia comienza en el siglo IX, cuando el 850 se funda el monasterio del que formaba parte. Este, ya desaparecido, pasó en el siglo XI a depender del cercano Monasterio de San Salvador de Oña.



En el Valle de Valdivielso hay una colección de templos más antiguos, con personalidad propia y bellísima arquitectura, teniendo como obra cumbre San Pedro de Tejada, de origen monástico.


Se conoce una copia de la carta de fundación del monasterio de San Pedro de Tejada donde se menciona una comunidad bajo la dirección del abad Rodanio o Podamo. La fecha de este documento ha sido muy cuestionada, posiblemente sea del año 811. 

Cuando Sancho García fundó San Salvador de Oña en el año 1011, este cenobio formó parte de la dotación inicial de aquel nuevo establecimiento. Los monjes y monjas que formaron la primera comunidad de Oña procedían de este monasterio y del de San Juan de la Hoz (Cillaperlata, Burgos).

Desde el momento de la fundación de Oña, este establecimiento pasó a ser un priorato dependiente de aquella casa. 


En la segunda mitad del siglo XI y desde la abadía de Oña se impulsó la construcción de una nueva iglesia en Tejada, la que aún se conserva. Bajo la dirección del prior Rodrigo (hacia 1180) el priorato vivió una buena época de esplendor, en la que incorporó a su patrimonio varias nuevas posesiones. 

Hay constancia de que todavía en 1673 un abad de Oña había sido antes prior de San Pedro de Tejada.








Vista de Quintana de Valdivieso y Puente Arenas desde la Ermita.

Propiedad Particular





S