jueves, 15 de junio de 2017

Documentos sobre San Esteban de Gormaz y El Burgo de Osma. Soria

JUAN ALONSO CARRILLO, de su hermano Rodrigo descienden los señores de Priego en Cuenca, fue  Tenente del castillo de San Esteban de Gormaz en el reinado de Sancho IV y de su hijo Fernando IV a finales del siglo XIII y comienzos del XIV.


Sancho IV de Castilla, llamado «el Bravo» (Valladolid12 de mayo de 1258 - Toledo25 de abril de 1295), fue rey de Castilla entre 1284 y 1295. Era hijo del rey Alfonso X «el Sabio» y de su esposa, la reina Violante de Aragón, hija de Jaime I «el Conquistador», rey de Aragón.


Real Audiencia y Chancillería de Valladolid

Pleito de Concejo, justicia y regimiento de Berzosa (Soria) Concejo, justicia y regimiento de Osma (Soria) Concejo, justicia y regimiento de Gormaz (Soria) Concejo, justicia y regimiento de San Esteban de Gormaz (Soria). Sobre Exigir que se permita al concejo de Berzosa abandonar la comunidad que tiene con los concejos de Osma, Gormaz y San Esteban de Gormaz para el aprovechamiento conjunto de sus montes y términos concejiles. 1549-1555

1579. Ejecutoria del pleito litigado por Hernando Calvillo de Avellaneda con Pedro Calvillo de Avellaneda, hijos de Diego de Avellaneda, sobre deuda contraída con los herederos de Juan Martínez, difunto, de la misma vecindad, por cierto censo


1582. Ejecutoria del pleito litigado por Francisco de Avellaneda, con Hernando Calvillo y Avellaneda, sobre la herencia de Juan de Avellaneda y Ana Jiménez, su mujer, señores de Zayas de Báscones (Soria), difuntos


1592. Ejecutoria del pleito litigado por la Catedral de El Burgo de Osma (Soria) con Juan de Atienza, vecino de Ucero (Soria), alcaide y guarda mayor que fue de la fortaleza del río Ucero de dicha villa, Pedro Calvillo de Avellaneda y Pedro Rubio, alcalde mayor y alguacil fiscal respectivamente de El Burgo de Osma, y consortes sobre el derecho de la primera a pescar en el río Ucero

1598. Ejecutoria del pleito litigado por Fernando Calvillo de Avellaneda, señor de Zayas de Báscones (Soria), con el licenciado Lezama, vecino de dicha villa, y Juan de Miguel, su criado, sobre haber cometido diversos delitos contra él, tales como amenazas de muerte, agresión y heridas con un puñal, falso testimonio ante los provisores de El Burgo de Osma (Soria) acusándole de haber sido condenado por amancebamiento en varias ocasiones, allanamiento de morada y otros delitos

1605. Pleito de Fernando Calvillo de Avellaneda y su hijo Juan Calvillo de Avellaneda, vecinos de Ayllón

1609. Ejecutoria del pleito litigado por Juan Calvillo de Avellaneda, señor de Zayas de Báscones (Soria), vecino de Ayllón (Segovia), con el fiscal del rey y el concejo y los pecheros de dicha villas, sobre hidalguía


Pleito de Juan Calvillo y Avellaneda, dueño de la villa de Zayas de Báscones y Juan Núñez, vecino de la de San Esteban de Gormaz (Soria), fiadores de Juan Ponce, con el cabildo de la catedral de Burgo de Osma (Soria) Sobre Alcance de cuentas como mayordomo que dicho Ponce fue del citado cabildo 1610-1615


miércoles, 14 de junio de 2017

Madrid











Cerezo de Abajo. Segovia



martes, 13 de junio de 2017

Francisco de Mendoza

Es Francisco de Mendoza[1] el segundo marido desde 1584 de María de Cardona y Colón, hija de Sancho de Cardona y de María de Colón y Toledo. Casa en 1581 con Juan Felipe Fernández de Heredia e Hijar, sexto conde de Fuentes. Queda viuda al año siguiente. Muere en 1591 a los 36 años.
Al morir sin sucesión Cristóbal de Cardona el 7 de noviembre de 1583, su hermana María de Cardona y Colón, viuda del Conde de Fuentes, heredó la casa, títulos y honores. María de Cardona y Colón será la tercera Marquesa de Guadalest, Almirantesa de Aragón, titulada Duquesa de Veragua y Marquesa de Jamaica.
La sucesión a favor de María de Cardona, originó el primer pleito por el marquesado de Guadalest. Nada más entrar María de Cardona en posesión de las propiedades, su primo hermano Felipe, se le bautizó como Felipe de Cardona y Borja, pero luego se llamó Sancho Ruíz de Liori Folch, Borja y de Cardona -hijo de Juan de Cardona, hermano del primer marqués de Guadalest y de Luisa de Borja- alegó que se trataba de un mayorazgo nobiliario de rigurosa agnación, según las voluntades que había expresado, Juan Folch de Cardona, Almirante de Aragón, en su testamento otorgado el 23 de diciembre de 1479. El primer pleito se inició ante la Real Audiencia por la casa de Lihori el 19 de noviembre de 1583 y por la casa de Cardona el 24 del mismo mes y año. Llevará 6 años, 6 meses y 3 días hasta el 27 de junio de 1590, día en que se publicaron las sentencias condenatorias para Felipe: la herencia sí podía pertenecer a una mujer y, en consecuencia, María poseyó los dichos vínculos hasta su muerte.5
Al enviudar María de Cardona y Colón contrajo segundas nupcias con Francisco López de Mendoza y Mendoza, hijo del marqués de Mondejar, Capitán General y Virrey del Reino de Granada y más tarde Virrey de Nápoles. Y de su mujer y pariente María de Mendoza y de Aragón, hermana del duque del Infantado. Francisco de Mendoza se concertó con el licenciado Agustín Álvarez de Toledo, para llevar la dirección del pleito que seguía su mujer y le representase en los tribunales, mediante pago de 36.000 ducados, si obtenía resultados favorables. Resultados que se obtuvieron en la Audiencia de Santo Domingo con sentencia confirmatoria en el Consejo de Indias el 3 de octubre de 1586, llegando ya a titularse Francisco de Mendoza, no sólo marqués de Guadalest, sino duque de Veragua, marqués de Jamaica y Almirante de las Indias a la vez que de Aragón. El licenciado Álvarez de Toledo reclama el pago convenido pero Francisco de Mendoza no tenía con que pagar tan crecida suma. Ambos acuerdan que el Mendoza le abonará importantes réditos hasta el cobro de los 36.000 ducados que se le deben.  Los réditos ascenderán hasta los 23.157 ducados. Agustín Álvarez de Toledo no recibe ni el capital ni los intereses por lo que pone pleito a sus deudores. Decir que esta deuda y otras muchas así como errores políticos cometidos por Francisco de Mendoza acarrean la ruina del matrimonio y Francisco además será encarcelado. Fue preso primero en  el castillo de Turégano, Segovia, y después en el castillo-convento de Calatrava la Nueva, Ciudad Real. Su mujer muere en 1591 y sin dejar sucesión. Al fallecer sin descendencia María de Cardona, la sucesión por el marquesado de Guadalest pasó a su primo hermano Felipe de Cardona y Borja, lo que ratificó la Real Audiencia en una sentencia del año 1598, siendo Felipe de Cardona y de Borja el IV marqués de Guadalest. Francisco de Mendoza, no quería deshacerse de la dignidad de Almirante de Aragón. Al final, el rey dispuso que Felipe de Cardona desempeñara el cargo mientras, el marido de la difunta, Don Francisco de Mendoza seguiría disfrutando de los honores de Almirante de Aragón con carácter vitalicio.
Desde 1593 es libre y Felipe II le rehabilita con cargos de confianza. Finalmente decide ordenarse sacerdote contando con el parabién de Felipe II que además arregló mediante escrituras y contratos sus asuntos económicos para el pago de sus cuantiosas deudas. Se ordenó sacerdote a mediados de 1617 a los 70 años de edad, firmando los documentos en adelante con los títulos de Presbítero-Almirante. En 1622 el rey Felipe IV en uno de sus primeros actos le propuso para obispo de Sigüenza, en premio de sus grandes méritos y como recompensa a la injusta persecución y casi martirio que sufrió en el anterior reinado anterior. Murió en Madrid el 1 de marzo de 1623, a los 76 años de edad. Mandó que se le diese sepultura en la Capilla de las Santas Formas del Colegio Máximo que la Compañía de Jesús tenía en la Universidad de Alcalá de Henares y del que era cofundadora su hermana Catalina de Mendoza. En 1632 fue trasladado a la bóveda principal de la iglesia, debajo del altar mayor, sin más epitafio que su fama. Asimismo dispuso se entregasen a este Colegio de su peculio 6.000 ducados, para emplearlos en el templo y en la casa.
María de Cardona y Colón, tercera marquesa de Guadalest, y su marido Francisco de Mendoza. José Francisco Blasco Cobeño.





[1] Francisco López de Mendoza y Mendoza, nació en 1547 en Granada donde su padre era el Alcaide de la Alhambra, en su calidad de Capitán General de Granada. Era el tercer hijo de Íñigo López de Mendoza y de María de Mendoza, marqueses de Mondejar, y hermano del VI duque del Infantado, Juan Hurtado de Mendoza. A menudo se le menciona como Francisco de Mendoza y durante su matrimonio con María de Cardona y Colón como Francisco de Cardona. A la edad de doce años recibió el hábito de Caballero de la Orden de Calatrava; a los quince años estudió Artes en la Universidad de Alcalá de Henares y después Filosofía y Derecho en la de Salamanca junto con sus hermanos. Después de licenciarse en 1565 y bajo la tutela del que después sería obispo de Coria (Cáceres), Pedro García de Galarza, estudió las sagradas escrituras con el deseo de continuarlos. Pero no pudo, ya que en 1567 se rebelaron los moriscos en las Alpujarras. Francisco de Mendoza intervino en esta contienda bélica a las órdenes de su padre, a tanto llegó su valor y pericia que pronto fue nombrado capitán y veedor general de las tropas de su padre. Dos años después, su padre, fue relevado en el mando del ejército por Juan de Austria, hermanastro del rey Felipe II. Acompañó a su padre en su cargo como embajador en Roma, virrey de Valencia (1572-1575) y de Nápoles (1575-1579), por cuyos servicios le fue concedida la Encomienda de Valdepeñas en la Orden de Calatrava. Aunque durante estos años vino a España unas cuantas veces, no fijó definitivamente su residencia en España hasta la primavera de 1580, cuando su padre volvió, para morir poco después en Mondejar. A la muerte de su padre, le ocupó por bastante tiempo en asuntos personales, referentes a la herencia del marqués de Mondejar, cuya hacienda no estaba en próspero estado. Francisco de Mendoza era el tercer hijo del cuarto conde de Tendilla y hermano del quinto Luis Hurtado de Mendoza. Nace en La Alhambra en 1545 y estudió letras en Alcalá y Salamanca. Militar y escritor, acompaño a su padre cuando fue embajador en Roma (1560-1562), luchó en la guerra contra los moriscos de 1568 y gobernó los estados de su padre en Guadalajara cuando éste fue nombrado Virrey de Nápoles.
Puede decirse que tuvo una existencia desgraciada. Además "cuantos pleitos entabló, otros tantos perdió", aludiendo a su escasa suerte en las demandas judiciales por los títulos y rentas que debiera heredar su esposa y luego los que debiera heredar él. Casó en 1584 con María de Liori Folch de Cardona Colón, dama de débil salud que era marquesa de Guadalest y, titulada, duquesa de Veragua, con lo que Francisco fue marqués consorte de Guadalest y fue nombrado Comendador de Calatrava y Almirante de Aragón. A cambio, tuvo que cambiar su apellido y llamarse, mientras estuvo casado, "Francisco de Cardona".
Me dio pena conocer que marchó en 1589 con su mujer y su hija única María José de Cardona y Mendoza al castillo de Tendilla, esperando que los aires puros fueran una mejoría para la salud de su niña pero ésta murió allí el 25 de enero de 1590, siendo enterrada en el Monasterio de Santa Ana de Tendilla. No tuvo éxito al reclamar la herencia del Almirante Colón (rentas del ducado de Veragua, largo pleito desde 1586) para su esposa, como descendiente suya, perdiendo gran parte de su fortuna familiar en ello.
Por encargo del quinto duque del Infantado negoció la boda de una hija de éste, Mencìa, con el quinto duque de Alba Antonio Álvarez de Toledo, pero éste estaba comprometido con una dama sevillana y cuando se casó en 1590 sin el perceptivo permiso de Felipe II, el rey castigó a todos los que intervinieron en el casamiento, confinando a Alba en prisión.
El 31 de julio de 1589, Felipe II le mando preso al castillo de Turégano (Segovia). Año y medio después, Felipe II le trasladó a Calatrava La Nueva por motivo de su mala salud. Su mujer se va con él, pero en Calzada de Calatrava (a una legua del castillo-convento de Calatrava) enferma. El 15 de mayo de 1591 Felipe II le da permiso para salir de Calatrava e ir a Calzada, a ver a su esposa, que muere el 8 de agosto de 1591. Vuelve a Calatrava hasta que el rey firma su cedula de libertad es de 2 de julio de 1592, cumplida el 19 de agosto.
Viudo ya, y tras un intento fallido de casamiento con Mencìa de la Cerda (la novia le plantó poco antes de la boda), Felipe II le mandó a Flandes en 1595. Se le nombró embajador a Polonia en 1597, y luego en Francia y Hungría. A la muerte de Felipe II habían heredado los estados flamencos el Archiduque Alberto y la infanta Isabel Clara Eugenia, siendo su jefe de gobierno el cardenal Andrés de Austria mientras Francisco llevó la dirección de los asuntos militares. A pesar de los motines de los tercios por falta de paga, el almirante obtuvo diversos éxitos, distinguiéndose en la toma de Monthulin y posteriormente en las de Rhimberque (Rheinberg) en 1598 y Schulemburg. Hay una abundante correspondencia entre el almirante, el cardenal Andrés y el archiduque Alberto en la que el almirante de queja de las penurias económicas, falta de alojamiento y víveres de sus tropas.
Los libros holandeses de entonces le llaman "el terror de la Cristiandad" por sus campañas y le describían como "un hombre pequeño peinado con largos rizos negros, una gran nariz encorvada y desmesurados ojos de siniestra mirada".
En la batalla de Nieuport (1600) al mando de la caballería ligera destrozó al enemigo frente a él, pero ante la derrota del resto del ejército del Archiduque Alberto por Mauricio de Nassau fue hecho prisionero al cubrir con su caballería la retirada de las tropas. Nieuport es un ejemplo de la gran pericia militar de Nassau pero apenas tuvo consecuencias pues las grandes pérdidas sufridas por el ejército vencedor le obligaron a la inmediata retirada. Tratado con gran respeto por sus captores en la Haya, Francisco fue liberado tras veintitrés meses de cautiverio (julio de 1600 a junio de 1602) para conocer que, en su ausencia, se había fallado y había perdido el pleito por la sucesión de su hermano Luis, marqués de Mondejar, pleito en el que salieron a la luz todos los trapos sucios familiares. Quizá la falta de heredero influyera tanto en este pleito como en el otro que perdiera anteriormente por las rentas del ducado de Veragua.
En suma, perdió su poca hacienda en estos pleitos y ante su pobreza tuvo que alimentarle casi 20 años su hermano Juan, sexto Duque consorte del Infantado.
Vuelto del cautiverio no logró evitar que Mauricio de Nassau conquistara Grave en 1602 y Felipe II le llamó a Castilla. Según el historiador Ciriaco Pérez Bustamante era "hombre justo y sumamente piadoso, carecía de dotes militares y gozó de poco prestigio entre sus soldados".
Por una reyerta a puñetazos, fue llevado preso a Torrejón de Velasco (Madrid) en noviembre de 1606, según Cabrera de Córdoba, pero no se dicto auto de libertad hasta el 25 de enero siguiente, saliendo en libertad el 29 de enero de 1607.
Estuvo de nuevo confinado por el duque de Lerma, debido también a sus denuncias contra Rodrigo Calderón. Se aprovechó un falso testimonio relacionado con su actuación en Flandes, siendo acusado de "alta traición" sin pruebas. También influyeron sus protestas porque Lerma diera la alcaidia de la Alhambra a su segundo hijo, una alcaidia que siempre había sido de los Mendoza de su familia, hasta la muerte de su hermano mayor.
El 20 de mayo de 1609 fue prendido y encerrado en Santorcaz. Cabrera de Córdoba escribió el 4 de julio de 1609 que la sentencia "no se ha publicado", o sea que estaba encerrado sin sentencia en contra. Por las malas condiciones de su prisión en Santorcaz, le mandaron trasladar a Coca el 29 de octubre de 1611, pero Felipe III ordenó que le llevaran a Calatrava la Nueva en vez de a Coca. Pero estaba tan enfermo que no pudo salir de Santorcaz, muy grave. Intercedió repetidamente su hermano el duque consorte del Infantado y por ello le trasladaron al monasterio de San Bartolomé de Lupiana (Guadalajara), donde estuvo otro largo tiempo preso, un total del 5 años. Finalmente autorizaron que pasara desde Lupiana al monasterio de San Francisco de Guadalajara, otro cenobio mendocino. Cabrera de Córdoba dice en mayo de 1614 que aun no había sentencia alguna.
Desengañado y viviendo gracias al dinero de su hermano el duque del Infantado desde 1606, entró en la vida religiosa siendo ordenado presbítero muy anciano, a mediados de 1617. Por su devoción, el rey Felipe IV le propuso como obispo de Sigüenza, pero murió en Madrid en 1623 antes de tomar posesión. Al final de sus días firmaba irónicamente sus escritos como el "presbítero-almirante". Fue enterrado en el Colegio que la Compañía de Jesús tenía en la Universidad de Alcalá de Henares y del que era cofundadora su hermana Catalina de Mendoza. La Casa de Mondejar. José Luis Garcia de Paz.

lunes, 12 de junio de 2017

Cuenca. Ecuador


Cuenca, oficialmente Santa Ana de los Ríos de Cuenca, es una ciudad del centro austral de la República de Ecuador y es la capital de la provincia de Azuay. Está situada en la parte meridional de la Cordillera Andina Ecuatoriana. Su Centro Histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1999.
Es llamada Atenas de Ecuador por su arquitectura, su diversidad cultural, su aporte a las artes, ciencias y letras ecuatorianas y por ser el lugar de nacimiento de muchos personajes ilustres de la sociedad ecuatoriana.
Cuenta con un paisaje urbanístico que mantiene armonía con el entorno geográfico, destacando en medio su centro histórico, uno de los mejores conservados y más grandes del país. 


La ciudad lleva el nombre de Santa Ana de los Ríos de Cuenca en honor a la ciudad de Cuenca en España, lugar de nacimiento del virrey español del Perú Don Andrés Hurtado de Mendoza, quién fue el que mandó a fundar la ciudad al español Don Gil Ramírez Dávalos y al hecho de que, este lugar; en sus accidentes geográficos se parecen mucho a la ciudad española y además cruzan cuatro ríos, que son: el Tomebamba, Tarqui, Yanuncay y Machángara. El resto del nombre proviene de la tradición española de dedicar a las nuevas ciudades a un santo o santa de la iglesia católica, en este caso a Santa Ana.

La Catedral de la Inmaculada Concepción de Cuenca o también Catedral de Cuenca es un templo de estilo gótico renacentista. La construcción comenzó en el año 1885 y terminó 90 años después en el año 1975.  Caben 8000 personas en su interior.



Catedral de la ciudad española de Cuenca


Benigno Malo Valdivieso (10 de marzo de 1807 - 2 de abril de 1870) fue un abogado, político, diplomático y educador ecuatoriano.
Nació en una casa, hoy en día conocido como parroquia Javier Loyola, parroquia del cantón de Azogues, donde fue bautizado, recibiendo óleo y crisma, en Cuenca, el 10 de marzo de 1807.
Sus primeros estudios los recibió en el Colegio Seminario y realizó sus estudios de Filosofía y Derecho en el Colegio de San Luis de Quito, siendo testigo de la Batalla del Pichincha y donde se licenció como abogado en 1829.
Fue el segundo de trece hermanos, hijo del Dr. Miguel Gil-Malo y de la Peña y de Teresa Valdivieso y Carrión, y hermano mayor del empresario Luis Malo Valdivieso.
Fue diputado por la Provincia de Loja en la Convención Nacional de 1834. Gobernador de la Provincia de Azuay entre 1863 y 1864 y dos veces ministro del Interior y Relaciones Exteriores.
También fue profesor y primer rector de la Universidad de Cuenca entre 1867 y 1868.


A principios del siglo XVII, los Jaramillo  de Zafra, Badajoz, pasan a Ecuador donde emparentan con los Santoyo. 



  • Luis Carlos Jaramillo, nacido en junio 1873 - Cuenca, Azuay, Ecuador, casa el 20 de julio de 1912 con Rosa María Malo, nacida en 1889 - Cuenca, Azuay, Ecuador, hija de Alfonso Malo


Federico Eulogio Malo Andrade (Cuenca, Ecuador, 5 de julio de 1859 – id. 14 de febrero de 1932) fue un destacado hombre de negocios y una prominente figura pública cuencana.

Nació en Cuenca, Ecuador, el 5 de julio de 1859Ecuador, siendo el segundo de los seis hijos del matrimonio del Dr. Luis Malo Valdivieso, Teniente Coronel, Abogado, Gobernador del Azuay en cuatro ocasiones y Comandante del Distrito del Azuay, y la Sra. Jesús Andrade Morales, nieta del General Antonio Morales Galavís (Bogotá, 1784-Panamá, 1852), benemérito de la independencia de la República de Colombia, de la misma manera que sobrina nieta del Presidente de la República del Ecuador en el año del nacimiento de Malo (1859), el Sr. Dr. Jerónimo Carrión y Palacio.
Contrajo matrimonio, el 23 de marzo de 1888, con su prima hermana, la Sra. Dña. Leticia de Andrade y Chiriboga, nacida en Cuenca, el 9 de septiembre de 1870 y fallecida en la misma ciudad, el 13 de septiembre de 1935, hija legítima de Don Luis Antonio de Andrade y Morales (1836-1897), de la Casa Solar de los Andrade, y Dña. Mercedes de Chiriboga y Tinajero (1841-1928), de la Casa Solar de los Chiriboga, establecidas en Pontedeume, Galicia, y la Villa de Cestona, Guipúzcoa, País Vasco, España, respectivamente. Procrearon diecinueve hijos, de los cuales ocho fallecieron de corta edad, los otros once fueron: Elena de Córdova Toral (1889-1984), Luis (1892-1905), Arturo (1894-1913), Enrique (1897-1985), Federico Guillermo (1898-1949), Julio (1900-1978), Carmen Amelia de Vega Acha (1901-1960), Bolívar (1903-1986), Alejandro (1906-1968), Eduardo (1910-1955) y Carlos (1913-1938).

lunes, 5 de junio de 2017

La linea del Duero. La Extremadura Castellana

En el Fuero de Lara-Lara de los Infantes, Burgos- del Cartulario de San Pedro de Arlanza podemos leer que el rió lobos es el que confluye en Ucero con el río del mismo nombre

Homines de Lara habeant medianeto cum homines de Extremadura de Yuso in Roda et cum homines de Extremadura de Suso in Ribulo de Lopos a lafonte del rege et cum alteras terras tolas in torre de Mezamalo

Allí debían encontrase los de Lara con los de Osma, Gormaz, San Esteban, Soria y Atienza. Esta sería la Extremadura de Suso o de Arriba. 


Recordemas el lema del escudo de Soria que se refiere a esta ciudad como cabeza de Extremadura.

En el fuero de Lara del 3 de mayo de 1135, al establecer los lugares medianeros para los litigios de los hombres de Lara con los de otras tierras, se distinguen dos Extremaduras: la de Suso o Arriba y la de Yuso o Abajo. 

Para la primera, el lugar medianero sera Riolobos, y para la segunda, Roa. 


En Roa, los de Lara deberían encontrarse con las gentes de Penafiel, Sepulveda, Segovia, Cuellar, Pedraza y Ávila. Esta seria la Extremadura de Yuso. 

La divisoria entre ambas Extremaduras estaría situada a la altura del monasterio de La Vid en el límite entre las provincias de Burgos y Soria

Soria era la Extremadura de Arriba y Segovia era parte de la Extremadura de Abajo[1]


La Reconquista avanza y se traspasa la linea del río Duero. Hablamos de los territorios cristianos situados en los extremos del Duero cuya cabeza  es la provincia de Soria lugar de nacimiento del río Duero.

Establecida la línea fronteriza entre territorio cristiano y territorio musulmán en el río Duero, surge Castilla y se va formando con el avance cristiano una amplia zona reconquistada y en proceso de repoblación conocida como Extremadura

Extremaduras 

Extremaduras de Castilla 

Comprendía un amplio territorio, muy superior a la actual Extremadura que conserva el nombre de lo que fue la Extremadura medieval.


El reino asturiano alcanzó la línea del Duero en el año 910. Esto llevó a que Ordoño II (914-924) trasladara a León  el centro político del reino. A partir de entonces se comienza a hablar de reino astur-leonés, y después de reino de León.

Aprovechando la debilidad musulmana tras el fin del Califato y la disgregación de los Reinos Taifas, León y Castilla rebasan la Cordillera Central y ocupan la cuenca del Tajo.  La ocupación del reino de Toledo significó la incorporación a su reino del territorio situado entre el Sistema Central y el río Tajo.  

La batalla de Las Navas de Tolosa en el 1212 significa el comienzo del avance cristiano hacia el valle del Guadalquivir y Valencia. 






[1] Gonzalo Martínez Diez. Origen del nombre de Extremadura, 1985. Los concejos de Extremadura en tierras de Soria eran Osma, Roa, San Esteban de Gormaz, Osma, la vasallia de la iglesia de Osma, Gormaz, Aranda, Calatañazor y Soria.

viernes, 2 de junio de 2017

Relación genealógica de la sucesión en la Casa de Aza

Relación genealógica de la sucesión en la Casa de Aza
           
            Decir que hasta mediados del siglo XIV con la nueva dinastía en Castilla de los Trastamara no podemos habla de señores de sino de señores en. Señores en como diviseros, como miembros de una misma familia que comparten propiedades en un lugar sin que ninguna de ellos tenga preeminencia sobre el otro. Es a mediados del siglo XIV cuando los reyes empiezan a conceder títulos de nobleza que se ligan a la posesión territorial. Es desde ahora cuando tiene sentidos la numeración ordinal de señores ligados a un título. Sin embargo, algunas genealogías aplican también este criterio a la sucesión en la posesión territorial durante de la Edad Media. Criterio que podemos ver en los que fueron propietarios en Aza, Burgos. Este criterio ha dado lugar a genealogías interesadas de los señores de Aza de la llamada Casa de Aza considerados como rama principal y en cierto modo en la jefatura de los familiares que en Aza tenían propiedades. Estas genealogías ponen el origen de la Casa en el conde Fernán González y con enlaces con sus también descendientes la familia real de León y Castilla. Son los grandes genealogistas del siglo XVII los que construyen genealogías interesadas y a veces disparatadas. Cualquier conjetura genealógica solo se puede responder y satisfacer con un estudio de la documentación conocida o bien con la aparición de nuevos documentos. No olvidemos que los Linajes se han ido construyendo buscando siempre el propio engrandecimiento y para ello se han creado genealogías que no siempre son verdaderas bien falseando documentación o bien aprovechando la falta de esta. Dicho esto, presentamos una de las genealogías que podemos consultar de los señores en Aza. Genealogías de la Casa de Aza y de sus parientes de los linajes de Lara y Mendoza recogen que el infante de León Ordoño Ordóñez, hijo del infante Ordoño Ramírez el Ciego llamado el Desheredado porque por su ceguera le arrebatan la sucesión al trono de León, casa con Urraca Garcés de la Casa de Aza y son los padres de García Garcés de Aza que casa con una hermana de Alfonso VI llamada Elvira, con sucesión los señores de Aza. García Garcés, conde de Cabra y Nájera y IV señor de la Casa de Aza, casa con la infanta Elvira, señora de Toro, hija de Fernando I de Castilla y de doña Sancha, reina de León, y hermana de Alfonso VI de Castilla. Elvira fallece en 1101. Son padres del V señor de Aza y de Nuño García que es el primer señor de Fuentearmegil y señor de San Esteban de Gormaz. En el siglo XIV, por su apoyo a Pedro I su medio hermano Enrique II y nuevo rey de Castilla de la nueva dinastía de Trastamara da las posesiones de la Casa de Aza a sus parientes de la Casa de Avellaneda. Pero también podemos encontrar en genealogías de los Manrique de Lara, primos de los señores de Aza y de los Mendoza, que García Garcés, cuarto señor de Aza y tercer nieto del conde Fernán González de Castilla es el que casa con la infanta Elvira, señora de Toro y hermana de Alfonso VI. Padres del primer señor de Fuentearmegil en Soria y de otro García Garcés, quinto señor de Aza, que casó en primeras nupcias con Eva Pérez de Traba, que la encontramos casada también con el conde García Ordóñez y viuda del Conde con Pedro González de Lara, señor de Lara. Debemos decir que se duda que la filiación de Eva sea en la Casa de Traba. En esta genealogía es el mismo señor de Aza el que emparenta por su matrimonio con la Casa Real de Castilla y no un sobrino suyo hijo de su hermana Urraca Garcés de Aza. Desde los quintos señores de Aza las genealogías que podemos encontrar de los señores de Aza son coincidentes. Los quintos señores de Aza son padres de otro García Garcés, sexto señor de Aza, que casa con su prima hermana Sancha de Traba, sobrina de Eva por la Casa de Traba. Padres de Gómez García, séptimo señor de Aza, Ayllón y Roa, que casó con su pariente de los Aza llamada María García, señora de Roa. Padres de Gonzalo Gómez, octavo señor de Aza y señor de Roa, que casó con Leonor González Girón. Con sucesión hasta mediados del siglo XIV.

            Pasamos a exponer la sucesión de los que son llamados señores de Aza en Burgos[1].
           
I señor de Aza, Gonzalo Fernández, conde de Aza, Lara y de Bureba, hijo del conde de Castilla y Álava Fernán González. El hermano de Gonzalo llamado García recibe el condado de Castilla y es el origen de la línea genealógica de los reyes de España. De Garcia es tercer nieto el conde de Candespina muerto en 1110 y al que el padre Agurleta considera el bisabuelo paterno del señor de Ucero.
II señor de Aza, Fernán González de Aza, hijo segundo del primer señor de Aza. Su hermano primogénito llamado Nuño recibe la tenencia de Lara. Este Nuño en algunas genealogías lo encontramos no como nieto y si como hermano de Fernán González, conde de Castilla y Álava. Pero recientes investigaciones han puesto de manifiesto que Gonzalo Fernández, hijo del conde Fernán González, aparece por última vez en la documentación el 29 de junio de 959 y en febrero de 984 su viuda Fronilde Gómez hace una donación al monasterio de San Pedro de Cardeña en sufragio por el alma de su marido y en el documento consta que solamente tuvieron un hijo llamado Sancho[2]. Por lo tanto este dato invalidaría cualquier línea genealógica. No obstante, seguimos exponiendo sobre lo que los Aza y su sucesión podemos leer.
III señor de Aza en Burgos y señor de Marañón en Navarra[3]. El tercer señor de Aza es el conde García Marañón[4]. Casa con doña Nuña, y fueron padres del cuarto señor de Aza y de Urraca Garcés de Aza.
IV señor de Aza, García Garcés de Aza, primero de este nombre. Es su hermana Urraca citada como señora en parte de Aza y condesa de Aza. De ella encontramos que casa con el conde Ordoño Ordóñez, hijo del infante de León Ordoño el Ciego. Con ilustre sucesión que comienza en su hijo García Ordóñez. Del conde García Garcés, cuarto señor de Aza, encontramos que casa, sin constar apoyo documental, con la infanta de Castilla doña Elvira, hermana de Alonso VI. Doña Elvira muere en el 1099 y no menciona a ningún marido o hijos en su testamento[5]. A doña Elvira también la podemos encontrar casada con el conde Garcia Ordoñez del que se dice también que casa con Urraca Garcés, hermana del cuarto señor de Aza. Al cuarto señor de Aza Garcia Garcés de Aza le encontramos citado como conde de Cabra y Nájera y se dice que muere en 1083. Se le confunde con el conde García Ordóñez. García Garcés de Aza tiene la tenencia de Cabra en Córdoba y es de la Casa de Aza y casa con la infanta Elvira, hermana de Alfonso VI. Muere en la batalla de Rueda de Jalón, Zaragoza, en 1083. El cuarto señor de Aza es padre de,
V señor de Aza, García Garcés de Aza, segundo de este nombre. Es hermano de Gómez García, señor de Roa, y Fernán García, de quien dicen algunos autores que proceden las familias Cisneros, Girón y Ceballos. De García Garcés, quinto señor de Aza, encontramos que casa con Eva Pérez de Traba, hija del conde Pedro Fernández de Traba, mayordomo mayor de Alonso VII, y de la condesa doña Mayor de Urgel de los condes de Urgel. Esa misma señora casó luego con Pedro González de Lara. Una condesa Eva de la que se dice es Eva Pérez de Traba pero sin documentación para decir que sea de la Casa de Traba[6] es la citada como segunda mujer del conde Garcia Ordoñez que muere en la batalla de Uclés, Cuenca, en 1108 protegiendo a su pupilo el joven infante Sancho, heredero de Alfonso VIII. Padres de un hijo llamado Garcia Garcia nacido en 1106 y que fue alférez real y tenente de Aza en los reinados de Urraca de Castillo y de su hijo Alfonso VII. Ayo por unos meses del que será Alfonso VIII en Aza cuando el infante cuenta cuatro años de edad. Viuda, Eva casa con Pedro González de Lara, el de los amores con la reina Urraca de Castilla.
El quinto señor de Aza es padre de,
VI señor de Aza, García Garcés de Aza, tercero del nombre. Muere en 1212 en la batalla de las Navas de Tolosa, Jaén. Ricohombre y señor de Aza, Alférez Mayor de Castilla y Ayo del Rey Alonso VIII. Ayo de Alfonso VIII como se dice del hijo que la condesa Eva tiene con el conde Garcia Ordoñez. El sexto señor de Aza casa con quien sería su pariente Sancha Bermúdez de Traba y Portugal que es hija del conde de Trastamara, y conde de Traba llamado Bermudo Pérez de Traba y Urgel[7] y de su tercera mujer la infanta de Portugal Urraca Portugal y Castilla, bisnieta por línea bastarda del rey Alfonso VI. Bermudo Pérez de Trava y Urge sería medio hermano de Eva Pérez de Traba. Sancha sería prima en segundo con tercer grado de su marido por la Casa Real y su media prima hermana por la Casa de Traba. Pero no se encuentra en la documentación de la casa de Traba a una Eva y por lo tanto no podría casar con el señor de Aza ni ser la madre del sexto señor de Aza y la tía paterna de la octava señora de Aza. Una condesa Eva que no es de la Casa de Traba si casa primero con el conde García Ordoñez y al enviudar de este con Pedro González de Lara. Una Sancha Bermúdez es hija del tercer matrimonio de Bermudo Pérez de Traba pero no casa con el señor de Aza según está probado documentalmente Es necesario preguntarnos con quién casa realmente el quinto señor de Aza y su hijo el sexto señor de Aza. No deja de parecer interesante que los señores de la Casa de Aza y sus primos los señores de la Casa de Lara a la que pertenecen los de apellido Mendoza que están emparentados desde el siglo XI con la Casa Real de Castillas emparenten también con la Casa de Traba cuyos titulares son señores de Trastamara. La dinastía reinante en Castilla desde el siglo XIV es la de los Trastamara que adopta este nombre pues su primer monarca Enrique II es conde de Trastamara. Hereda este titulo de su ayo el conde de Trastamara con el que se cría y educa el príncipe Enrique que es hijo de los amores adúlteros de Alfonso XI de Castilla con su amante la dama Leonor de Guzmán. El príncipe Enrique recibe en herencia de Rodríguez Álvarez de Asturias, que muere sin hijos y es el ayo del que será Enrique II, tierras en Asturias y es nombrado a los seis o siete años por su padre Alfonso XI de Castilla conde de Trastamara en el año 1340.
            Los sextos señores de Aza serian padres de Pedro García de Aza, primer señor de Lerma y Mayordomo Mayor de Alonso VIII, que casa con Sancha Ponce Ramírez[8], hermana de María Ponce la que se dice casa con Diego Martínez Villamayor y Sandoval, fundador del monasterio de Benevivere y al que veremos de nuevo relacionado con los Aza. De Ordoño García de Aza, señor en parte de Aza, que casa con la señora de Villamayor y Benevivere María García que sería sobrina materna de Sancha Ponce Ramírez. De Gonzalo García de Aza. De García Garcés de Aza, señor de Montejo, que casa con Leonor Fortunez y Pérez y después con Rama Díaz de Velasco. Progenitor de Rodrigo Garcés de Aza que fue Maestre de Calatrava y en algunas genealogías encontramos que fue también el padre de la madre de Santo Domingo de Guzmán[9]. Los sextos señores de Aza pudieron ser también padres de Mayor García de Aza que casa primero con el conde Gonzalo Ruiz de Marañón y después con quien sería su pariente el conde Fernando Núñez de Lara y Fernández de Traba. De Sancha y de María García de Aza. De la beata Juana García de Aza que casa con el venerable Félix Ruíz de Guzmán y González de Lara. Padres de Santo Domingo de Guzmán. Los sextos señores de Aza serían igualmente padres de Gil García que caso con Teresa Álvarez de Asturias, nieta de Rodrigo Díaz de Vivar. De todos ellos es hermano el séptimo señor de Aza y señor de Ayllón. Este es Gómez García de Aza, señor de Aza y Ayllón, que casa con su pariente la señora de Roa en Burgos de nombre María García de Aza. El Ordoño García de Aza, señor en parte de Aza, que casa con María García de Villamayor, hija del fundador de la abadía de Benevivere, es el padre de García Ordoñez de Aza que casa con su pariente María de Almenara y son los padres de Fernando García el Mayordomo de quien descienden los Villamayor del siglo XIII que son señores de Ucero en Soria.

VII señor de Aza y señor de Ayllón y Roa, Alférez Mayor de Castilla, Gómez García de Aza. Gómez García de Aza[10] casa con su pariente, son primos, María García, señora de Roa[11]. Padres de Gonzalo Gómez de Roa. De Juan García, señor de Roa. De Pedro Gómez de Aza, señor de Peñafiel. De Fernán Gómez de Aza, Ricohombre, señor de Albornoz y tronco de la línea de los Señores de Albornoz en Cuenca. De García Gómez de Aza, comendador de Maqueda en la Orden de Calatrava. Gómez García de Aza, séptimo señor de Aza, participa en la conquista de Cuenca y es recompensado con el castillo y la aldea de Albornoz que son lugares en tierras del actual pueblo de Villarejo de Fuentes. Gómez García de Aza tuvo un importante papel al servicio de Alfonso VIII. Participa en la toma de Cuenca en 1177 y en el repartimiento de tierras obtuvo la aldea de Albornoz, origen del apellido principal del linaje Albornoz que es considerado el más antiguo de la nobleza conquense. El séptimo señor de Aza es padre, entre otros, de Gonzalo que sigue como señor de Aza y de Juan García, señor de Roa. Este casa con Urraca García, señora de Villalón, posesión que vendió 1205 a Fernán García, su hermano. Por el padre Agurleta sabemos que la señora de Ucero también de nombre Urraca Garcia vende a su hermano el Mayordomo sus posesiones en Villalón en 1209. De este las hereda su hija Urraca que casa con el señor de Roa.
Juan García, señor de Roa, y su mujer Urraca García, señora de Villalón, son padres de Juan García y de Urraca García, señora de Roa, que casa con Pedro Núñez, Señor de la Casa y Estado de Guzmán, con quien el año 1225 hizo donación al monasterio de Nuestra Señora de la Vid, donde yacen, de los heredamientos, que tenían en Torregalindo y Fuenrubio. Era Don Pedro hijo de Don Ruy Núñez, Señor de Guzmán, y fue su hijo Pedro Núñez de Guzmán, señor de Roa y de la Casa de Guzmán, que casa con quien sería su pariente Urraca García de Villamayor, señora de Gumiel del Mercado, nieta de Fernán Garcia el mayordomo, hija de Garcí Fernández de Villamayor, señor de esta Casa, mayordomo mayor de San Fernando, en quien tuvo a Juan Pérez de Guzmán señor de Guzmán y de Gumiel que casa con María Ramírez de Cifuentes, señora de Aviados. Padres de Doña Teresa, mujer de Juan Álvarez Osorio, de Sancha que es mujer de Gonzalo Gómez de Manzanedo Ricohombre y señor de Valdelaguna en Burgos, y de Juan Ramírez de Guzmán, Ricohombre, señor de Guzmán, Aviados, y otras tierras, que caso con Urraca, hermana de Don Diego García de Toledo, señor de Mejorada, Almirante de Castilla, y fueron sus hijos Pedro Núñez de Guzmán, Ricohombre, señor de Aviados, Adelantado mayor de León, progenitor de los Marqueses de Toral y de Montealegre, Ramiro Frolaz de Guzmán, Ricohombre, señor de Belver y Cabreros, que hizo las líneas de la Algaba, y de Torija, Juan Ramírez de Guzmán, que también fue Ricohombre, y María Ramírez de Guzmán, mujer de Pedro Suarez de Toledo, señor de Gálvez, Camarero mayor, Mayordomo y Privado del Rey don Pedro, y ambos progenitores de los señores de Batres. Nos encontramos al leer la descendencia de Juan García, señor de Roa, y de su mujer Urraca Garcia, con nombres que conocemos en relación con los que fueron señores de Quemada. Aclaremos en la medida de lo posible esta circunstancia.
Por documentos del monasterio de Uclés sabemos que en 1209 Urraca García, señora de Ucero, vende en 1209 sus posesiones en Villalón a su hermano Fernán García el Mayordomo y este las deja a una hija también de nombre Urraca que casa con Juan García de Roa son padres de otra Urraca, Urraca García de Roa, señora de Roa y de Gumiel de Mercado, que casa con el señor de Guzmán. Un hijo suyo llamado Pedro casa con quien seria su tía segundo Urraca García de Villamayor y Arias, nieta de Fernando García el Mayordomo. Urraca García de Villamayor y Arias en 1258 renuncia a sus derechos en Caleruega cuando su hermano, otro Fernán García de Villamayor, cede esta posesión a la Orden de Santiago reinando Alfonso X el Sabio. De Pedro y Urraca hay sucesión en importantes títulos nobiliarios de apellido Toledo. Son estos Toledo a los que las genealogías de la Casa de Aza los hace descendientes de Juan Garcia de Roa, hijo del séptimo señor de Roa, al que casan con una Urraca Garcia que hacen señora de Villalón y que parece ser la que titulamos en este trabajo como señora de Quemada y descendiente del conde Garcia Ordoñez de Nájera. La señora de Villalón de la que escriben los genealogistas de la Casa de Aza parece atendiendo a lo que dice Agurleta la que este titula como señora de Ucero. Recordemos lo ya escrito sobre los señores de Quemada. García Garcés, el tenente de Aza y ayo en Aza del niño que será Alfonso VIII, casa con Sancha Pérez y es hijo del conde García Ordoñez y de su segunda mujer la condesa Eva. García Garcés de Aza vive entre 1106 y 1159 heredo la propiedad de Quemada, Burgos, en 1140. Ordoño García de Aza, hijo de García Garcés el tenente de Aza, nieto de García Ordóñez y Ava y bisnieto del infante de León Ordoño Ordóñez y de Enderquina heredo la propiedad de Quemada. Ordoño García de Aza, casa con María García de Villamayor. Padres, entre otros, de Urraca y de Ordoño García de Aza que es padre de García Ordóñez de Aza y de Villamayor quien casa con Urraca Bermúdez. Padres de Urraca García que casa con Pedro Núñez de Guzmán, hijo Nuño Pérez de Guzmán. En 1226, donan al monasterio de la Vid las propiedades que tenían en Torregalindo y en Fuentenebro. Pedro Núñez de Guzmán muere en 1266 y Urraca en 1256. Juan Pérez de Guzmán, hijo de Urraca y de Pedro, muere en 1285. Fue señor de Roa y de Gumiel del Mercado, caso con María Ramírez de Cifuentes, señora de Abiados y Valle de Boñar, León. Padres de Pedro Núñez de Guzmán y de Juan Ramírez de Guzmán. Pedro Núñez de Guzmán muere sin descendencia. La descendencia de su hermano Juan son marqueses de Toral. Leemos como Ordoño García que aquí es señor de Quemada casa con una María Garcia de Villamayor coincidencia de nombres con el Ordoño García que es hermano del séptimo señor de Aza y que también casa con una María Garcia de Villamayor a la que las genealogías que hemos veinido exponiendo de la Casa de Aza consideran hija de Diego Martínez de Villamayor, el fundador de la abadía de Benevivere. En la genealogía de los señores de Quemada no se dice de la ascedencia de la María Garcia de Villamayor. Podemos suponer que se trata de la misma María y que pudiera no ser hija del fundador de Benevivere. Esta ascendencia se pone en duda aunque los genealogistas de los Aza si la asumen y la casan con un hermano del séptimo señor de Aza. Tanto en las genealogías de los señores de Aza como en la genealogía aquí recogida de los señores de Quemada encontramos que un Juan Pérez de Guzmán, hijo de Urraca y de Pedro, muere en 1285. Fue señor de Roa y de Gumiel del Mercado, caso con María Ramírez de Cifuentes. Tendríamos pues a los títulos de nobleza de Castilla de los que se escribe descienden de este matrimonio como miembros de la Casa de Aza o bien como descendientes del conde García Ordoñez de Nájera. Títulos que tienen su ascedencia por mujer en una Urraca Garcia que casa con Pedro Núñez de Guzmán que unos hacen de la Casa de Aza y nieta de la que dicen es señora de Villalón, siendo esta la Urraca que el padre Agurleta considera documentalmente la señora de Ucero. Urraca que en los escritos de Martínez Minguito es señora de Quemada y descendiente del conde Garcia Ordoñez de Nájera. Parece como si los genealogistas de los señores de Aza se apropiaran de la genealogía de los señores de Quemada en lo que respecta a la descendencia de Ordoño Garcia y de su mujer María Garcia de Villamayor
VIII señor de Aza, Gonzalo Gómez de Roa, Ricohombre y señor de Aza y de Roa. Casa con Leonor González Girón, hija del señor de Autillo. Padres de Gómez González de Roa, que sigue; Juan González de Roa, maestre de la Orden de Calatrava entre 1267 y 1284, y de Elvira González de Aza casada Lope Martínez, segundo señor de Avellaneda. La Casa de Avellaneda recibe de Enrique II las propiedades y títulos de la Casa de Aza por el apoyo de la Casa de Aza a su hermanastro Pedro I en la guerra civil que ambos disputan por la sucesión en el trono de Castilla.
IX señor de Aza, Gómez González de Roa, señor de Aza, de Roa y de parte de Amusco. Casa con Teresa Gil de Villalobos, hija de Gil Manrique de Lara, señor de Manzanedo, Toro Mayorga y Villalobos, y de Teresa Fernández. Padres de Gil Gómez de Roa, que sigue, y de Teresa Gómez de Roa, casada con Díaz Sánchez, señor de Jinés. Con hijos.
X señor de Aza, Gil Gómez de Roa, Ricohombre y Señor de Aza, Roa e Iscar. Casa dos veces. La primera con su pariente Teresa Núñez de Lara, hija de Nuño González de Lara el Bueno, señor de la Casa de Lara, y de Teresa Alonso de León, posiblemente hija bastarda de Alfonso IX de León. La segunda, con su prima Leonor Ruiz de Aza, hija de Rodrigo Garcés de Aza, Maestre de Calatrava. Del primer enlace nació Nuño Gil de Aza, que falleció en vida de su padre, por lo que no llegó a poseer el señorío de Aza. Casa con Aldonza Rodríguez de Saldaña. Padres de Alvar Núñez Daza, que sigue. Se rompe la sucesión de padre a hijo en la Casa de Aza que fue además siempre por línea de varón. 
XI señor de Aza, Alvar Núñez Daza, nieto del anterior, Ricohombre, señor de Aza, Villada, Villamores y Villamoronta. Casa con Juana de Rojas, hija de los señores de Rojas. Padres de Rodrigo Álvarez Daza, que sigue.
XII señor de Aza, Rodrigo Álvarez Daza, Ricohombre y señor de la Casa de Daza. Casa con María Pérez de Ambía, de la Casa de Ambía en Galicia. Padres de Alvar Rodríguez Daza, que sigue.
XIII señor de Aza, Alvar Rodríguez Daza, Ricohombre, y señor de Aza, Villazopeque y otros lugares. Casa con Constanza de Villalobos, hija de Rui Gil de Villalobos y de María López de Haro. Padres de Fernán Rodríguez Daza, que sigue.
XIV señor de Aza, Fernán Rodríguez Daza, señor de la Casa de Aza, fue el último que disfrutó de este Señorío a mediados del siglo XIV. Casó en Inglaterra con Ales Clifort. Fernán Rodríguez Daza, gran servidor del rey Pedro I el Cruel, tras cuya muerte huyó a Portugal y luego a Inglaterra, donde murió. Su hijo Juan Rodríguez Daza regresó a Castilla, y en 1432 el rey Juan II le concede la alcaidía del castillo de Urueña. Murió en 1450.
XV señor de Aza, Juan Rodríguez Daza, Guarda Mayor del Rey Enrique IV. Casa con María Silva. Padres de,
XVI señor de Aza, Pedro Daza, regidor de Valladolid. Casa con Beatriz Núñez de Guzmán. Padres de Álvaro Daza, regidor de Valladolid, casado con María de Castañeda, dama de la Reina Católica y Señora de Ormaza y de María Daza que casa en Zamora con Diego Enríquez, tío del conde de Alba de Liste.


A modo de resumen. Los Villamayor del siglo XIII pueden ser de la Casa de Haza y en este caso descendientes del conde Fernán González y primos de los reyes de Castilla, de los señores de Lara y de los Mendoza. Los Villamayor del siglo XIII pueden ser de la Casa de los Castro pero de línea bastarda y en este caso parientes de los señores de Ucero. A estas dos genealogías añadir la que hace a los Villamayor descendientes de García, rey de Galicia, hermano de Alfonso VI.

Serian estos Villamayor del siglo XIII y de la Casa de Aza patrones del monasterio de Benevivere fundo por su antepasado Diego Garcia de Villamayor a fines del siglo XI, en el año 1096. La línea genealógica de la Casa de Aza recoge que Ordoño Ordóñez, infante de León, casa con una hija de los terceros señores Haza y no con Enderquina como defiendes los Castro. De este matrimonio de una señora de la Casa de Aza con un infante de León es hijo García Ordóñez de Aza que seria el conde Garcia Ordoñez de Nájera que casa con la infanta Urraca Garcés de Navarra prima hermana del rey  Alfonso VI. Su hijo es Ordoño Garcés que casa con María García de Villamayor, hija de Diego Martínez de Villamayor, padres de García Ordóñez que casa con María Almenara y son los padres de Fernando García el Mayordomo de Alfonso IX de León de quien vienen los Villamayor del siglo XIII, señores también de Ucero en Soria[12]. Si seguimos a Agurleta del matrimonio de Ordoño Ordóñez, infante de León, con Enderquina son terceros nietos la señora de Ucero y su hermano Fernando García el Mayordomo de Alfonso IX de León y origen de los Villamayor que en el siglo XIII son señores del Ucero de Soria. En genealogías de la Casa de Aza también encontramos que el que casa con María Garcia de villamayor es un hermano del séptimo señor de Aza. Aceptando la genealogía que propone el padre Agurleta teniendo como base documental las escrituras del Archivo de la Orden Militar de Santiago de su convento de Uclés, diremos que el infante de León Ordoño Ordóñez no casa con Urraca Garcés de la Casa de Aza, hermana del cuarto señor de Aza, y si casa con Enderquina de la que desconocemos su filiación pero con posesiones en las tierras de la actual provincia de Palencia. Son padres del conde García Ordoñez de Nájera e infante de León que casa hacia 1074 con la infanta de navarra Urraca Garcés. La infanta Urraca Garcés y el conde García Ordóñez son padres, entre otros, de Fernando García de Hita el Mayor, cabeza de los Castro, de quien se dice que nace hace 1065 y tiene un hermano bastardo llamado Fernando García el Menor, abuelo paterno de la señora de Ucero, y de quien vienen los Villamayor del siglo XIII que son señores de Ucero en Soria. Era Urraca García, señora en Ucero, de la Casa Real de León por su bisabuelo paterno emparentado con la Casa Real de Navarra por línea bastarda. La infanta navarra Urraca Garcés es hija de García Sánchez de Navarra y nieta paterna de Sancho III el Mayor de Navarra. El conde García Ordoñez de Nájera, infante de León, en su segundo matrimonio con la llamada condesa Ava o Eva cuya ascedencia está por aclarar. Padres de un García Garcés de Aza nacido en 1106 y que muere sobre 1160, tenente de Aza y en este pueblo burgalés ayo durante unos meses del niño que luego será Alfonso VIII. Ascendiente de los señores de Quemada y cuya descendencia encontramos en genealogías de la Casa de Aza que es la de Ordoño Garcia de Aza, hermano del séptimo señor de Aza, y de la que se lee es su mujer María Garcia de Villamayor, señora por su padre de Villamayor y Benevivere.
           



[1] Referencia fundamental la importante obra que el genealogista del siglo XVII Luis Salazar y Castro dedica a la Historia de la Casa de Lara. Historia genealógica de la Casa de Lara justificada con instrumentos y escritores de inviolable fe. Ficha de Pruebas de la Historia de la Casa de Lara sacadas de los instrumentos de diversas iglesias y monasterios, de los archivos de sus mismos descendientes de diferentes pleitos que entre sí han seguido y de los escritores de mayor crédito y puntualidad.
[2] Sánchez de Mora, Antonio. La nobleza castellana en la plena Edad Media: el linaje de Lara. Tesis doctoral. Universidad de Sevilla. 2003.
Torres Sevilla-Quiñones de León, Margarita Cecilia. Linajes nobiliarios de León y Castilla. Siglos IX-XIII. Salamanca: Junta de Castilla y León, Consejería de Educación y Cultura. 1999.
[3] En la Merindad de Estella.
[4] Podemos encontrar que su hermano es Alvar Fernández de Lara, señor en parte de Aza y tronco de las líneas de los señores de Manzanedo y de Villalobos.
[5] Georges Martin. Le testament d'Elvire (Tábara, 1099). Spania, revue interdisciplinaire d'études hispaniques médiévales et modernes, 2008. El 11 de noviembre de 1099, en su villa de Tábara, no lejos de Benavente, la infanta Elvira, de 63 años de edad y “prisionera de la pesada cadena de la enfermedad”, ordena su testamento. Éste se ha conservado en una copia temprana, quizá contemporánea de los hechos, escrita sobre pergamino en letra visigótica redonda. El testamento está firmado por la infanta y confirmado por su hermana, la infanta Urraca, así como por los obispos de León, de Tuy y de Oviedo.
[6] El Conde de Traba era el noble más importante de Galicia. Casa con Mayor Guntroda Rodríguez, con la que tuvo diez hijos, tras los anteriores de su primera mujer. De sus hijas, sabemos que casó a dos de ellas con las otras dos familias importantes de Galicia: los Castro y los Andrade. Otra, Eva Trava, casó con Pedro González, del importantísimo linaje castellano de los Lara, el cual terminó siendo amante de la reina Urraca de Castilla, madre del futuro Alfonso VII, criado en Moraime, Muxía, por Pedro Froilaz. García de Trava, de quien podría ser hermana Eva, casa precisamente con la infanta Elvira, hija ilegítima de Urraca de Castilla y de su cuñado el conde Pedro González de Lara; parece que García se hizo bandido y atracaba a los peregrinos.
[7] Bermudo Pérez de Traba, muere hacia 1168. Casó por tercera vez hacia 1122 con Urraca Enríquez de Portugal, hija de Enrique de Borgoña y Teresa de León, primeros reyes de Portugal. Teresa era hija natural de Alfonso VI. Teresa de León, madre de Urraca Enríquez, mantuvo amores con Fernando Pérez de Traba y fue madre de dos hijas. Fernando Pérez de Traba era el cabeza de la Casa de Traba y hermano de Bermudo.
[8] Sancha Ponce es la esposa del conde Pedro García de Aza, también llamado Pedro García de Lerma por ser tenente de dicho lugar, miembro de la Casa de Aza y del que se dice es nieto del conde García Ordóñez. Tuvieron tres hijos, entre ellos Gonzalo Pérez de Aza, abad de Santa María de Husillos en Palencia. Concepción Casado Lobato, Colección Diplomática del Monasterio de Carrizo (969-1260) Tomo I, 1983.
[9] Don García Garcés de Aza, señor de Aza, y Montejo de Tiermes y otros lugares de Candespina, maestre de la orden de Calatrava- sin documentación que lo avale pero muy favorable para la ascendencia de Santo Domingo de Guzmán-que casó con Doña María Leonor Fortunez, hija- puede que hermana- de Don Fortún López, Señor de la Ciudad de Soria, y de San Esteban de Gormaz, fueron Padres de Doña Juana de Aza, mujer de Don Félix de Guzmán, de quien fue hijo el Glorioso Patriarca Santo Domingo de Guzmán, nació en Caleruega, Pueblo del Obispado de Osma, el año 1170 y comenzó a fundar su esclarecida Religión de Predicadores en el año 1201 y pasó al Cielo en el de 1221. Juana de Aza en esta genealogía es hija de García Garcés de Aza y no su hermana.
[10] Tenente de Roa y de Ayllón, aparece en todos los documentos reales de Alfonso VIII desde noviembre de 1164 hasta diciembre de 1178, cuando ocupó el cargo de alférez hasta agosto de 1182.
[11] Gómez García de Aza, señor de Albornoz, Roa y Ayllón, lo podemos encontrar casado con Teresa Álvarez de Asturias, señora de Iniesta, Utiel y Requena en las noticias que Martin Rizo da en su Historia de Cuenca sobre el linaje Albornoz. Dice Rizo que el conde García que murió con el Infante Sancho en la batalla de Uclés, caso con la Infanta Elvira, hija del Rey Alonso VI y tuvo a D. Gómez García, que caso con la señora Teresa Álvarez de Asturias hija de Alonso Álvarez de Asturias, y ambos fueron Señores de Iniesta, y sus Aldeas y de Utiel, y Requena, y padres de Doña María García Señora de Albornoz, que caso con D. Álvaro de las Marinas, que otros llaman de Moya que tomo el apellido y armas de Albornoz. Seria este Alvar Fernández de Albornoz, tercer señor de Albornoz y de Moya, fallecido en 1327. Nieto de Gómez García de Aza y de María García, señora de Roa.
[12] Últimas investigaciones de Ignacio Álvarez Borge de la Universidad de La Rioja en 2009  dan una nueva genealogía y consideran a los que serían los Villamayor del siglo XIII nietos de Ordoño Pérez y Urraca Fernández  según un documento de 1194. Durante la primera mitad del siglo XIII los bienes de los miembros de sus nietos se extendían por las zonas próximas a Burgos y Villadiego, por la comarca de Muñó y por la ribera del Duero. El grupo familiar se documenta en 1194 cuando varios de sus miembros donaron al obispo de Burgos toda la heredad que tenían en Las Hormazas y que había sido de sus abuelos Ordoño Pérez y Urraca Fernández. Los donantes fueron Ordoño Pérez, Mencía con su marido Rodrigo, García Fernández, Vela García, Ordoño García, García García, Mayor García y Urraca García, abadesa del monasterio de Renuncio. Todos ellos estaban emparentados entre sí como nietos de Ordoño y Urraca Fernández. Así no serían los Villamayor del linaje de los Haza. Sobre Ordoño Pérez y su mujer los datos son muy escasos. Ordoño fue mayordomo de García García de Haza. Uno de los nietos de Ordoño Pérez y Urraca Fernández mencionados en 1194 era García Fernández a quien pienso que se puede identificar sin dificultad con el personaje conocido como García Fernández de Villamayor. Anuario de estudios medievales 2009. Parentesco y patrimonio en la baja y media nobleza castellana en plena edad media. Ignacio Álvarez Borge. Universidad de La Rioja.


Algunas genealogías de los Aza consideran que hijo del infante leonés Ordoño Ordoñez que casa con Urraca de Aza, y no con Enderquina, es García Garcés, señor de Aza, que casa con la infanta Elvira de Castilla, hermana de Alfonso VI, y que hijo de estos es García Ordoñez al que se llama de Aza que casa con la infanta Navarra Urraca Garcés y de estos sería nieto Ordoño García de Aza que casa María de Villamayor y de estos hijo García de Villamayor y Aza que casa con María de Almenara, tenente en Miranda de Ebro y Almenara, siendo estos los padres de Fernán García de Villamayor, mayordomo de Alfonso IX de León. Luis de Salazar y Castro escribe que María de Almenara, y García Ordoñez dominaban en Miranda, y podían ser señores ambos de aquel lugar como sucede con otros muchos de Castilla, dando entender que por ello no debían estar casados necesariamente. Salazar y Castro no admite que María case en 1173 con García Ordoñez que si tiene heredades en Aza pero que no es de los señores de Aza como recogen las genealogías de la Casa de Aza. Pero encontramos que Lope López de Haro fue señor de señor de Miranda de Ebro, Almenara y Palazuelos de la Sierra por su matrimonio con María de Urgel, más conocida por el nombre de María de Almenara, hija del conde Ermengol VI de Urgel y Elvira Rodríguez de Lara.

Elvira Rodríguez de Lara es hija de Rodrigo de Lara que casa con Estefanía Armengol la viuda de Fernando García de Hita el Mayor siendo Estefanía Armengol tía paterna de María de Almenara. El padre Agurleta afirma la boda de María de Almenara con Lope López de Haro. Como en el caso del Ucero de Alarcón, el padre Agurleta dice que el lugar de Almenara, en las inmediaciones de Uclés, fue llamado así en recuerdo del Almenara de Lérida por los Armengol, condes de Urgel, cuando participan en la reconquista de las tierras de Uclés en 1157 a las órdenes de Alfonso VI de Castilla. Almenara, castillo llamado también Santiago de Jalameña, por la sierra donde se ubica, fabricado por la orden en suelo propio para refrenar a los moros del obispado de Cuenca: da sobrenombre a la Puebla de Almenara y se hace visible a gran parte de la Mancha Alta. Este castillo se debió hacer hacia 1177: Se conserva aún la cuenta de los gastos de su fábrica.

Por tanto, las genealogías admitidas actualmente como probables afirman que Fernando García de Hita, señor de Hita, Uceda, Guadalajara, y Medinaceli[1], es hijo de García Ordóñez y de la infanta navarra Urraca Garcés, y que García Ordóñez tuvo un hijo natural, también llamado Fernando García y apodado el Menor.. Fernando García el Mayor ss padre del fundador y primer maestre de la orden militar de Santiago. De su medio hermano Fernando García el Menor descienden los Alarcón de Cuenca. Serían estos Alarcón los apellidados Ceballos que toman la plaza de Alarcón y son primos de la señora de Ucero. Se conoce a Fernando García el Menor documentalmente con el apodo Pellica que es un derivado de pellicatus, adulterio. En 1121 en el Monasterio de Santo Domingo de Silos, confirman una donación de la reina Urraca Ferrant Garciet de Fita seguido por Ferrant Garciet, frater eius. Fernando García el Menor es el padre de García Fernández de Ceballos y de este es hija Urraca García, señora de Ucero y su hermano Fernando Garcia el que fuera mayordomo en la Corte leonesa de Alfonso IX.


[1] Supo el emir Mazdali que Ibn al Zand Garsis, hijo del conde García, señor de Guadalajara sitiaba Medinaceli y se dirigió contra él. Ibn Abi Za en su obra Rawd al-Qirtas.