martes, 8 de agosto de 2017

Isla de los Caballeros. Estocolmo

Riddarholmen, literalmente "el islote de los caballeros", es una pequeña isla del centro de Estocolmo.
Forma parte de Gamla Stan, la vieja ciudad de Estocolmo, y alberga numerosos palacios del siglo XVII. 



La principal atracción de la isla es su iglesia, Riddarholmskyrkan, que fue el lugar oficial de entierro de los reyes suecos desde el siglo XVI.
La costa occidental de la isla ofrece una vista excepcional sobre la bahía de Riddarfjärden, así como sobre el Ayuntamiento de Estocolmo.
Una estatua de Birger Jarl, considerado como el fundador de la ciudad, se encuentra sobre una columna al norte de Riddarholmskyrkan.
El nombre más antiguo que se conoce de la isla es Kidaskär ("Islote rocoso de las cabras"). 
En el siglo XII se construyó allí un monasterio franciscano y el nombre de la isla se cambió a Gråmunkeholmen ("El islote de los monjes grises").
Durante la Reforma, la isla se transformó, el monasterio se cerró y se convirtió en una iglesia, y, en 1638, la isla tomó su nombre actual.










Iglesia de Riddarholmen

Esta iglesia es uno de los edificios más antiguos de Estocolmo; partes de él se construyeron en el siglo XIII, cuando fue edificado como monasterio franciscano.

Después de la reforma protestante, el monasterio fue clausurado y el edificio cambió a iglesia de culto protestante. Se le añadió una aguja durante el reinado de Juan III, pero se quemó por un rayo durante una tormenta el 28 de julio de 1835, siendo reemplazada por una nueva. La mayor parte de la iglesia pertenece al estilo Gótico y fue edificada en ladrillo rojo; no obstante, varias de las capillas funerarias, que sobresalen del cuerpo del edificio notablemente, fueron realizadas en otros estilos arquitectónicos y materiales como mármol de Carrara.

La iglesia es también la sede ceremonial de la Orden de los Serafines, la principal distinción honorífica de Suecia.