domingo, 3 de diciembre de 2017

Vejer de la Frontera. Cádiz








































Playa de Vejer




Laguna de la Janda



Castillo

Declarado Monumento Nacional en 1931.
En el centro geométrico del recinto amurallado está el Castillo, y en la cota más alta del monte sobre la que se asentaba la fortaleza. Construido por los árabes en el siglo XI.
El castillo fue propiedad de los Duques de Medina Sidonia hasta finales del S. XIX, en que por herencia pasó al Marqués de Martorell, que lo vendió a D. Pedro Muñoz de Arenillas, que al convertirlo en vivienda particular lo transformó. Hoy es prácticamente irreconocible, aunque está casi intacto, conservando salas abovedadas.
Alonso Tomás Álvarez de Toledo y Silva, X marqués de Martorell, hijo de don Pedro de Alcántara Álvarez de Toledo y Palafox, XVII duque de Medina Sidonia, y sobrino de José María Álvarez de Toledo y Gonzaga XV titular de Medina Sidonia que muere sin sucesión de su matrimonio con Teresa Cayetana de Silva y Toledo XIII duquesa de Alba.

El marquesado de Martorell es un título nobiliario español creado en 1627 por el rey Felipe IV a favor de Luis Francisco Fajardo de Zúñiga y Requeséns, nieto de Luis Fajardo y Requeséns, III marqués de Molina, de la casa de los Vélez y señor de la baronía de Martorell, por incorporación de la casa de Requeséns de Soler. Su nombre se refiere al municipio catalán de Martorell, en la provincia de Barcelona.

En 1779 la jefatura de la casa pasó a la Casa de Villafranca del Bierzo, cuando a la muerte sin descendencia de Pedro de Alcántara Pérez de Guzmán y Pacheco, XIV Duque de Medina Sidonia, lo heredó su primo José Álvarez de Toledo y Gonzaga, XI Marqués de Villafranca, quien también murió sin descendencia, pasando la varonía de la casa a su hermano Francisco de Borja Álvarez de Toledo y Gonzaga. Con ello se incorporaron asimismo las casas de los Vélez, Paternò y Martorell.

Según la clasificación tipológica de C. Guitart es catalogado como “castillo estratégico menor”. Su construcción rectangular de 74 por 22 metros, con torres rectangulares en los ángulos y centro sin cámara alta. Posee una cola comunicación al exterior. Consta de dos partes: el Castillo vivienda con 530 metros cuadrados de superficie y el patio de armas con 544 metros cuadrados, desde cuyas almenas se observan unas vistas realmente sorprendentes.
Si la primera está muy modificada por las obras realizadas en adaptación de vivienda, la segunda se conserva completamente íntegra.
El patio de armas está hoy destinado a varios menesteres pero su adarve está conservado así como las fortificaciones de las esquinas y sus muros. Posee una sola entrada con arco de herradura.





El Castillo de Vejer de la Frontera se localiza en la parte más alta de la localidad gaditana de Vejer. En su visita a Vejer de la Frontera puede aparcar perfectamente junto al Parque Los Remedios, subir la Avda. de los Remedios, pasar por La Plazuela y continuar por la C/ Juan Bueno hasta encontrarnos con un mirador a la derecha, a la izquierda se puede acceder a la zona del Castillo.
El Castillo de Vejer de la Frontera presenta planta rectangular, de 74 por 22 metros, con tres torres rectangulares, dos en el lado norte y una tercera en el centro del lienzo sur.
Posee una sola comunicación al exterior, en el lado de poniente, el punto más accesible.
En el castillo destacan: la puerta doble de época islámica, el patio de armas, la zona destinada a vivienda y el patio porticado a la entrada (S. XVIII).
En la actualidad el recinto se encuentra dividido en dos zonas, la norte que conserva la disposición del patio de armas y la zona sur, vivienda particular, que conserva salas abovedadas en la que debió ser antigua residencia de los duques de Medina Sidonia.
La puerta musulmana del castillo presenta dos fachadas simétricas (Abellán). De la puerta de entrada sólo se conserva parte del alfiz ornamentado con motivos florales (hojas de palma), habiendo desaparecido el arco de herradura y el muro en que se sustentaba. La decoración es propia del arte almohade (Abellán). Una bóveda de cañón que atraviesa el muro conecta con la fachada de salida al patio interior. Esta fachada interior, aunque sin rastro de ornamentación, se conserva en buen estado. Se estructura en dos cuerpos. El superior, formado por un arco de herradura que descansa en impostas de nacela, está enmarcado por un alfiz en el que se combina el ladrillo rojo en las dovelas y la mampostería en las albanegas. El cuerpo inferior que sustenta el arco es de mampostería.
Presenta diversos estilos, de acuerdo con las distintas épocas de su construcción.
Entre el S. IX y el S. X debió edificarse el recinto amurallado. A finales del S. IX, hay constancia documental de la existencia del castillo en el interior de un segundo recinto amurallado (Ibn Hayyan, citado por J. Abellán). También de época islámica, del periodo tardocalifal o almohade, (SS. XI-XII) puede datarse la puerta de entrada. El edificio central de la zona sur que debió ser el espacio residencial debe construirse en los SS. XVI y XVII, así como la fachada actual. De los SS. XVIII y XIX, son los pilares del patio que se edifican para soporte de la galería superior.
En uno de sus paños de muralla existe una placa donde se puede leer: “A Sidi Ali Rachid, fundador de Chauen y a su mujer la dignísima Señora Zhora, con motivo del Hermanamiento entre Chefchauen y Vejer“.